Voz de América – Redacción,- Los demócratas tomaron el martes control total de la legislatura de Virginia por primera vez en más de dos décadas, mientras que en Kentucky, el demócrata Andy Beshear se declaró victorioso en la contienda a la gubernatura en lugar del republicano y mandatario estatal actual Matt Bevin.

No obstante, Bevin no había admitido su derrota. Lo que sí es claro es que en Virginia, los demócratas asumieron control del Senado y la Cámara de Representantes del estado, ocupando una entidad que a menudo es campo de batalla de cara a la elección del presidente del país.

Los resultados de las elecciones del martes en cuatro estados, incluidos Mississippi y Nueva Jersey, podrían ofrecer pistas sobre cómo serán eventualmente las elecciones presidenciales del próximo año, cuando el presidente Donald Trump apuesta a un segundo mandato de cuatro años.

Lo que parece ser una estrecha victoria de Beshear en Kentucky, se produce a pesar del respaldo previo dado por Trump en un evento previo esta semana en este estado donde él ganó la Casa Blanca por 30 puntos porcentuales en 2016.

Trump había dicho a los votantes que tenían que volver a elegir a Bevin, o de lo contrario los expertos dirían que el presidente «sufrió la mayor derrota de la historia del mundo».

Si bien el resultado fue un revés significativo para Trump, que sigue siendo relativamente popular en Kentucky, puede haber tenido más que ver con la disminución de la posición de Bevin en el estado. Las encuestas de opinión mostraron que Bevin puede ser el gobernador menos popular en el país, después de librar peleas de alto perfil con sindicatos y maestros.

La sorpresiva victoria de Beshear también podría reforzar las escasas esperanzas de los demócratas de derrocar al líder republicano de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, quien está en la boleta electoral en el estado el próximo año.

En un mitin el martes por la noche, Bevin se negó a ceder, citando «irregularidades» no especificadas, incluso cuando Beshear pidió al gobernador que honrara los resultados.

Trump afirmó en Twitter que su manifestación había ayudado a Bevin a evitar una pérdida mayor y se jactó de que los republicanos habían ganado otras carreras estatales.

«Matt Bevin recogió al menos 15 puntos en los últimos días, pero tal vez no lo suficiente (¡Fake News culpará a Trump!)», escribió Trump.

Donald J. Trump

@realDonaldTrump

Our big Kentucky Rally on Monday night had a massive impact on all of the races. The increase in Governors race was at least 15 points, and maybe 20! Will be in Louisiana for @EddieRispone on Wednesday night. Big Rally!

14,2 mil personas están hablando de esto

En Mississippi, donde el gobernador republicano Phil Bryant no pudo volver a presentarse debido a los límites del mandato, el vicegobernador republicano Tate Reeves derrotó al fiscal general Jim Hood, un demócrata moderado que favorece los derechos de armas y se opone al derecho al aborto.

En Nueva Jersey, se esperaba que los demócratas mantuvieran su mayoría en la asamblea general del estado, la cámara baja de la legislatura.

/**/ /**/ El presidente Donald Trump ha expresado su apoyo ya candidatos republicanos a gobernadores en Estados en los que también ha tenido apoyo para impulsar su carrera presidencial.
SEE ALSO:

Trump impulsa su candidatura en elecciones a gobernador

De cara a las elecciones del 2020

A un año de las elecciones presidenciales, los resultados representan una señal de alarma para ambos partidos. Los votantes en las regiones urbanas de Kentucky y Virginia se inclinaron por el Partido Demócrata, una tendencia que, de mantenerse, complicaría las aspiraciones de reelección de Trump.

Los demócratas que registraron avances el martes, lo consiguieron gracias a que mayormente evitaron temas como “Medicare para Todos” que han dominado el debate entre los candidatos presidenciales del partido.

Los avances demócratas en Virginia se registraron en suburbios que ya marcaban cierta inclinación hacia el partido en los últimos años. En Kentucky, Beshear ganó importante terreno en condados suburbanos que hace cuatro años habían impulsado al Partido Republicano en su camino al poder. Otros candidatos republicanos en Kentucky obtuvieron victorias cómodas.

Otros contendientes presidenciales demócratas, incluidos los senadores estadounidenses Elizabeth Warren, Kamala Harris, Amy Klobuchar y Cory Booker, también han hecho campaña con candidatos locales.

En una carrera notable, la demócrata Shelly Simonds, quien perdió una carrera de la Cámara de Delegados del estado en 2017 por sorteo al azar después de que las elecciones terminaron en empate, ganó una revancha contra el republicano David Yancey.

El resultado de los demócratas de Virginia se produjo a pesar de un año de escándalo para los principales funcionarios del partido en el estado. El gobernador Ralph Northam apenas soportó una tormenta política después de que se mostrara que su página del anuario tenía fotos de alguien con la cara negra y otra persona con un traje de Ku Klux Klan, mientras que el fiscal general Mark Herring admitió haber usado la cara negra en la universidad.

El teniente gobernador Justin Fairfax, mientras tanto, ha negado dos acusaciones de agresión sexual.

Las victorias legislativas probablemente significan que los demócratas pueden aprobar una serie de proyectos de ley a los que los republicanos se han resistido, incluidos nuevos límites de armas.

Los demócratas también controlarán el proceso de redistribución de distritos en 2021, cuando los legisladores tracen nuevas líneas de votación para las elecciones estatales y del Congreso después del Censo de EE. UU. del próximo año.

(Con información de Reuters y AP)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here