El expresidente Leonel Fernández presentó una instancia ante la Junta Central Electoral, en la cual define los requisitos y alcances que debe tener la auditoría técnico forense al sistema de voto electrónico y todo el proceso electoral efectuado el pasado domingo 6 de octubre. 

 

En la comunicación presentada por los representantes de Fernández ante la JCE, Fernando Fernández, Rubén Maldonado y Manuel Fermín,  el exmandatario indica, entre varios requisitos, que “la auditoria técnico forense debe estar acompañada por una comisión de veeduría internacional compuesta por una delegación con representantes de los Estados Unidos, la Unión Europea y Organización de Estados Americanos”.

 

Asimismo, señala que dicha comisión internacional debe participar del proceso de selección de la empresa altamente especializada en auditorías técnico forenses de sistemas tecnológicos utilizados para procesos electorales; incluyendo el proceso de licitación hasta la finalización de la mencionada auditoria.

 

El expresidente Fernández sostuvo que, en la instancia presentada ante la JCE, “la comisión internacional también debe tener técnicos en representación de los precandidatos presidenciales que participaron en las primarias del PLD y de los partidos políticos que así lo dispongan”.

 

Sobre el alcance de la auditoria, Fernández precisa que “debe contar con todos los requisitos que definen su carácter técnico forense y abarcar a todo el proceso electoral, tanto el software como los equipos de votación o kit electoral, incluyendo aspectos relacionados a la transmisión de la data, que hasta este momento han sido ignorados en los reclamos presentados ante la Junta Central Electoral”.

 

El expresidente añadió en su petición que“los auditores se pronuncien sobre el informe de irregularidades que presentó ante la JCE y a la opinión pública, en fecha martes 8 de octubre, dos días después del accidentado proceso electoral”.

 

En relación a los comunicados de las telefónicas hechos públicos por la JCE, en fecha 15 de mayo de 2019, Fernández manifestó que  solicitaron, mediante distintas comunicaciones al órgano electoral, “que se nos aclare cuáles y cuántas direcciones IP estuvieron conectadas a la red privada de las telefónicas que prestaron servicio durante el proceso de las elecciones primarias del pasado 6 de octubre. De igual forma, también le hemos solicitado, el Log de Firewall (validación de accesos) desde las 6:00 de la mañana del domingo 6 de octubre hasta las 6:00 de la mañana del lunes 7 de octubre de 2019”.

 

“Hemos presentado tanto a la Junta Central Electoral como a la opinión pública, que, en 671 mesas, se produjo un fenómeno anómalo en la trasmisión de los datos, que debían ser transmitidos de manera íntegra y fueron enviados de forma segmentada, evidenciando una manipulación de esa data”, señala.

 

Sobre las circunstancias excepcionales que justifican el que se hayan utilizado las conexiones de Fuente Q (uso de celulares para transmisión de data), específicamente en 875 mesas, Fernández solicitó a la JCE que “sean aclaradas las razones por las cuales se recurrió a esta vía de conexión”. Sobre este particular, el expresidente añadió, “la necesidad de la geolocalización de aparatos telefónicos al momento en que se efectuaron las transmisiones de datos en dichas mesas”.

 

“Agradeceríamos nueva vez una respuesta a estos planteamientos, así como también, la intervención de las telefónicas para aclarar estas inquietudes que específicamente son las que hemos expuesto tanto al órgano electoral, como a la opinión publica nacional, que se ha sumado al clamor de que nuestras preguntas sean consideradas y aclaradas”, concluyó el ex jefe de Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here