Voz de América – Redacción,-Con un enfrentamiento entre manifestantes y la policía derivó en la capital de Honduras un “paro nacional” convocado por la Plataforma en Defensa de la Salud y Educación para este jueves en protesta por recientes medidas del gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

Los manifestantes, conformados principalmente por el Colegio de Médicos de Honduras y los diferentes colegios magisteriales del país, piden la derogación de dos decretos aprobados en julio del año pasado que permitirían la privatización de la educación y del sistema de salud, además de permitir despidos masivos.

Medios locales reportaron que unas 8.000 personas salieron desde tempranas horas de la mañana con dirección al Aeropuerto Internacional Toncontín, en Tegucigalpa, y algunos se habrían enfrentado con la policía, que buscaba detener su avance.

El gobierno busca llegar a un pacto a través del diálogo con las partes, pero los gremios opinan que para que esto ocurra primero se deben derogar los decretros. Photo: Reuters.
El gobierno busca llegar a un pacto a través del diálogo con las partes, pero los gremios opinan que para que esto ocurra primero se deben derogar los decretros. Photo: Reuters.

Las fuerzas de seguridad respondieron con bombas lacrimógenas, mientras los manifestantes quemaban cauchos y lanzaban piedras, según la información local y redes sociales.

Reuters da cuenta que una patrulla de la policía fue incendiada en las cercanías del aeropuerto y un camión de carga fue quemado en una carretera al norte del país.

Los disturbios ocasionaron que autoridades del aeropuerto suspendieran temporalmente las operaciones y desviaran algunos vuelos.

El resultado de la jornada fue de 25 heridos, tantos policías como manifestantes, que fueron llevados a hospitales locales, reportó Associated Press.

No es la primera vez que profesores y médicos protestan en las calles hondureñas. Este mismo lunes 27 de mayo intentaron llegar a la Casa Presidencial, pero también fueron dispersados con gases lacrimógenos.

Sin bien ya ha pasado casi un año desde la aprobación de los decretos, no han sido puestos en marcha por están siendo analizadas por dos comisiones designadas para cada servicio.

Manuel Díaz, jefe de prensa de la opositora Alianza Libre, detalló a la Voz de América que las propuestas firmadas por el gobierno afectan a los más pobres pues son los usuarios directos del sistema de salud y educación pública, ya “profundamente caotizados”.

Díaz calificó el paro como un “éxito” y aseguró que los puntos fronterizos con El Salvador, Nicaragua y Guatemala también fueron bloqueados.

Tanto el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, como el ministro de Educación, Arnaldo Bueso, sostuvieron que los decretos no privatizan los servicios y que abogaban por el diálogo.

El gobierno busca llegar a un pacto a través del diálogo con las partes, e incluso la noche del miércoles habían reportes de que fueron firmados otros dos decretos que no incluirían la privatización y los despidos.

Sin embargo, los gremios opinan que para que las conversaciones ocurran primero se deben derogar por completo los decretos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here