ROMA.-El papa Francisco mostró su cercanía a la población de Filipinas y de aquellas regiones “que han sido golpeadas por un tremendo tifón”.El pontífice rezó el Ángelus dominical asomado a la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano ante miles de personas que abarrotaban la plaza y aledaños para esperar el ya habitual recorrido del papa argentino entre fieles y peregrinos.Tras el rezo del Ángelus el papa hizo mención al tifón de Filipinas, del que señaló que “desgraciadamente las víctimas son muchas y los daños enormes” .Recemos dijo por nuestros hermanos y hermanas, y busquemos para que nuestra ayuda les llegue, y tras un momento de silencio, fue largamente aplaudido.

Haiyán, el tifón más potente del año, ha dejado desolación a su paso por la región central de Filipinas, donde las autoridades locales estimaron hoy que han muerto más de 10 mil personas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí