Santo Domingo,  (EFE).- Un adolescente de 17 años se entregó a la Policía Nacional por su presunta participación en el incidente en el que un raso de la institución murió tiroteado en el sector Los Guaricanos, municipio Santo Domingo Norte, suceso en el que su hijo de dos años resultó herido de gravedad.

El cuerpo de orden informó, en un comunicado, de que el joven, señalado como uno de los implicados en el homicidio del raso Paul Encarnación Mejía, figura en los archivos policiales con tres registros, uno por posesión de drogas en el año 2015 y dos por robo el año pasado.

Se recuerda que el alistado policial fallecido había sido reconocido recientemente, junto a otros cuatro compañeros de armas, por haber rechazado un soborno tras decomisar 24 paquetes de marihuana.

Las autoridades trabajan arduamente para localizar y apresar al resto de los autores de la muerte del agente policial y ponerlos a disposición judicial.EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here