Santo Domingo,  (EFE).- El presidente y secretario general del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Andrés Bautista y Jesús Vásquez, respectivamente, reiteraron hoy la postura de la formación para que la Ley contemple una representación obligatoria de la mujer que oscile entre 40 % y 60 % en la boleta electoral.

Así se lo expresaron a la Comisión Permanente de equidad de General de la Cámara de Diputados, que les visitó en compañía de las encargadas de mujeres de los partidos políticos del país para presentarles sus consideraciones y demandas en torno a los proyectos de Ley de agrupaciones políticas y Electoral que se discute en la Comisión Bicameral.

Solicitaron a las legisladoras y representantes de los partidos que luchen por la igualdad obligatoria en la propaganda y uso de los medios de comunicación, regulación que beneficiaría a la mujer en este momento, debido a su desventaja en la competencia electoral.

La presidenta de la Comisión de Genero de la Cámara de Diputados, Magda Rodríguez Azcona, entregó un documento a la dirección del PRM, en el cual plantea que «devolver la legitimidad a las organizaciones y partidos políticos entraña una revisión profunda de la democracia interna de estos.»

Sus aspiraciones de que la representación de las mujeres sea un 50-50, representaría, a su entender, «un verdadero avance coherente con el denominado equilibrio constitucional.»

«Creemos que es fundamental que esta normativa pueda resarcir una larga deuda con las mujeres que tiene que ver con el reconocimiento de nuestra ciudadanía plena, ejercer sin limitaciones el derecho de ciudadanía, que plasma el reconocimiento del derecho a elegir y ser elegidos en igualdad de oportunidades para todas las personas y esta constituye la base esencial de la Ley que es discute», afirman.

Asimismo señalan que el derecho a la igualdad establece que la mujer y el hombre son iguales ante la Ley y que el Estado debe promover las condiciones jurídicas y administrativas para que la igualdad sea real y efectiva, adoptando las medidas para prevenir y combatir la discriminación.

Agregan que una Ley de Partidos no debe ignorar las directrices de planificación y los mandatos que la Constitución, así como los acuerdos internacionales de Derechos Humanos suscritos, que consignan como de cumplimiento obligatorio.

Finalmente, establecen que «la democracia no puede seguir retrasándose para las mujeres dominicanas, es hora de garantizar la participación en igualdad de condiciones, una Ley de Partidos, con paridad política para todas las estructuras y niveles». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here