Voz de América – Redacción,  El presidente Donald Trump dio un emotivo discurso en Varsovia en el que alabó incansable al pueblo polaco y su historia de lucha y resistencia contra las tiranías a través de su historia, y dijo que propone imitarla para hacer prevalecer a Occidente.

“Yo declaro este día en Polonia: Occidente nunca será rota… nuestra civilización triunfará”, dijo sobre la lucha que Estados Unidos y sus aliados hacen contra el terrorismo y el extremismo.

Una entusiasta multitud le respondió: “¡Polonia con Trump! ¡Trump! ¡Trump! ¡Trump!”.

El presidente se refirió una y otra vez a la “fuerza y el coraje” del pueblo polaco, que aunque muchas veces invadido a través de su historia, nunca dejó de resistir.

Habló sobre la invasión de la Alemania Nazi y de Rusia en la II Guerra Mundial, el levantamiento contra la Unión Soviética y su declaración de libertad y “amor a Dios” que junto el papa polaco Juan Pablo II gritó poco antes de la caída del bloque soviético y el Muro de Berlin.

“Polonia prevaleció, Polonia siempre prevalecerá”, dijo ante los gritos de la multitud.

El presidente Trump también elogió el compromiso polaco con la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, y dijo que Polonia “ha retomado su puesto entre las naciones líderes de Europa que es fuerte, completa y libre”. Al mismo tiempo habló claramente sobre el compromiso de Estados Unidos hacia la alianza al decir que Estados Unidos ha demostrado “no solo con palabras sino más importante, con hechos, que defiende el artículo 5” de defensa mutua entre sus miembros.

“Nuestro compromiso es no solo de dinero, sino de voluntad”, afirmó. Pero cuestionó a los demás miembros, especialmente a los que no todo el tiempo han aportado el requerido 2% del PIB de cada nación para la defensa de Europa y les retó: “¿Tenemos el suficiente valor para defender nuestros valores a cualquier costo?. Si no tenemos sólidos cimientos, fuertes valores, fuertes familias… no vamos a sobrevivir”.

Trump también se refirió a la inmigración y al flujo de refugiados, un tema que ha sido sensible en ambos lados del Atlántico, y no tuvo reparo para usar el término “terrorismo islámico radical” que usó con frecuencia durante su campaña política, pero que no se atrevió a mencionar en su reciente visita a Arabia Saudí en mayo.

A los polacos les dijo que los grupos extremistas amenazan el “estilo de vida” de Occidente y defendió las restricciones de viaje para los viajeros de una serie de países musulmanes. “Aunque damos la bienvenida a las personas con buenas intenciones, nuestras fronteras estarán siempre cerradas al terrorismo y al extremismo de cualquier clase”, advirtió.

Trump también hizo un inusualmente fuerte llamado a Rusia para que deje a un lado “sus actividades desestabilizadoras en Ucrania y en otros lugares” que son percibidas y temidas en Polonia y dejar de apoyar a los regímenes opresivos como los de Siria.

En cambio dijo, “los invitamos a unirse a la comunidad de naciones responsables y unirse a la lucha contra el terrorismo y en la defensa de la civilización”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí