Santo Domingo, (EFE).- Un grupo social dominicano pidió hoy a la Dirección General de Contrataciones Públicas cancelar el contrato del país con un consorcio encabezado por la brasileña Odebrecht para la construcción de una termoeléctrica, en medio de la investigación por los sobornos que la firma aseguró haber pagado en el país para acceder a obras.

La solicitud fue presentada por el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático (Cnlcc) que tras protagonizar una concentración frente a la sede de la Dirección General de Contrataciones Públicas entregó una carta dirigida a la titular de esa institución, Yokasta Guzmán, para que rescindan “de inmediato” el contrato para la construcción de la termoeléctrica.

Asimismo, reclamó “inhabilitar de manera definitiva” a Odebrecht como contratista del Estado dominicano “por haber incurrido en la práctica de sobornos para lograr la adjudicación de los contratos de las obras que ha ejecutado en el país”.

En declaraciones a Efe Tito Olivo, del Cnlcc, reiteró, como el grupo ha denunciado desde hace un tiempo, que Odebrecht sobrevaluó la obra, que se levanta en Punta Catalina desde 2013 y que está previsto que empiece a funcionar el próximo año.

La planta, que operará a base de carbón, ha sido criticada por sectores políticos y grupos que defienden el medio ambiente que aseguran que la misma afectará el ambiente y la salud de las personas de la provincia Peravia, especialmente de la comunidades cercanas a Punta Catalina y a la ciudad de Baní.

El presidente dominicano, Danilo Medina, designó en enero pasado una comisión para investigar el proceso de licitación de Odebrecht, aunque aseguró que su Gobierno “no tiene nada que ocultar” en este proceso.

Por otra parte, el Cnlcc pidió hoy a las autoridades dominicanas abrir “una exhaustiva investigación para determinar los funcionarios del gobierno dominicano y entidades públicas autónomas que recibieron los sobornos confesados por Odebrecht”.

En diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló documentos en los que detallaba presuntos sobornos por unos 788 millones de dólares de parte de la empresa brasileña en 12 países de América Latina y África, entre ellos la República Dominicana, donde Odebrecht aseguró haber pagado 92 millones de dólares para acceder a contratas de obras públicas.

La multinacional y la Procuraduría dominicana firmaron en enero pasado un acuerdo a través del cual Odebrecht se compromete a pagar el doble de lo que aseguró haber entregado en calidad de sobornos.

Sin embargo, el pasado 1 de marzo un juez declaró inadmisible este procedimiento debido a que, en el mismo, la Procuraduría apeló a la figura de la conciliación, una acción que se utiliza para dirimir conflictos “entre querellantes y querellados”, lo que no procede en este caso, de acuerdo con el fallo emitido por el magistrado, por lo que el acuerdo fue devuelto a las partes. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí