Santo Domingo, (EFE).- El excandidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) Luis Abinader, acusó hoy al presidente Danilo Medina, de no responder sobre la corrupción y la impunidad, principal preocupación de la sociedad dominicana, durante su discurso de rendición de cuentas.

Frente a la corrupción, la impunidad y sus secuelas, “el presidente no ofreció las respuestas francas y sinceras que esperaba la sociedad” a pesar de que “estaba emplazado a dar respuestas serias y anunciar medidas concretas ante los reclamos del movimiento social, de la oposición y destacadas instituciones de la sociedad civil”, subrayó en una rueda prensa en un hotel de la ciudad.

Para Abinader, la corrupción no es un mal endémico de la sociedad dominicana. “Se equivoca el presidente. Es un mal enquistado en un reducido grupo de cleptócratas que han hecho un enorme daño a la nación”, y que vende la falsa idea “de que todo el país es corrupto, que todos somos cómplices y de que todos mentimos”.

Tras enumerar los escándalos más sonados de corrupción afirmó que “han provocado un severo déficit de confianza ciudadana en las autoridades, en concreto, en el propio presidente Medina, quien se mostró reticente y evasivo a tomar medidas prácticas y de raíz para parar tan peligrosa hemorragia”.

Por sus implicaciones como la más grande estafa hecha al país y porque uno de sus protagonistas clave, Joao Santana, fue asesor de las últimas dos campañas del presidente Medina, el expediente Odebrecht ha detonado un mayoritario empoderamiento ciudadano en contra de la corrupción y la impunidad.

Según Abinader, “la mejor evidencia de la inacción de las autoridades es que esos casos han trascendido a la opinión pública sólo a partir de escándalos internacionales o de lamentables tragedias, nunca por iniciativas del gobierno a partir de las obligaciones que le mandan la Constitución y las leyes”.

El líder opositor criticó que, frente a la confesión de la empresa Odebrecht de que pagó 92 millones de dólares en sobornos a funcionarios del Estado dominicano a cambio de grandes contratos de obras públicas, “el gobierno pretende concretar un acuerdo para proteger a la firma Odebrecht y a los funcionarios sobornados”.

Sin embargo, esta misma mañana, el juez coordinador de los juzgados de instrucción del Distrito Nacional, Alejandro Vargas, declaró inadmisible el acuerdo firmado entre la Procuraduría General de la República y la constructora, en el que la empresa se comprometió a pagar 184 millones de dólares.

En este sentido, Abinader acusó a Medina y a sus funcionarios de actuar “como radicales defensores de esa empresa, y acusan de enemigo de la expansión de la generación eléctrica a todo el que reclama transparencia en los costos extraordinarios de la construcción de Punta Catalina”, obra que está ejecutando Odebrecht.

Abinader también aludió a algunas cifras aportadas por el mandatario en su discurso, y opinó que es imposible sacar a más de un millón de personas de la pobreza, el 10 % de la población, tal y como afirmó Medina, sin disminuir el desempleo más que en alrededor de un 1 %.

“Aceptemos que hayan sido creados 453,000 empleos en 4 años; pero ocurre que en el mismo período entraron al mercado laboral 449,000 dominicanos. En realidad, el desempleo apenas se redujo en 4,141 personas”, señaló Abinader, que también indicó que el salario mínimo de las empresas grandes no logra cubrir la canasta familiar del 20 % más pobre

También definió como “lamentable” que en su discurso el mandatario no se refiriera al tema del endeudamiento público que, el 31 de enero de 2017, ascendía a 35,000 millones de dólares, siendo la administración de Medina responsable de más de 10,000 millones, casi la tercera parte de toda la deuda acumulada desde 1940.

Asimismo, criticó el poco tiempo dedicado a la violencia, y cuestionó con cifras aportadas sobre los éxitos del gobierno en materia de salud y educación de calidad, en los cuales ha disminuido, en vez de aumentar la inversión estatal. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí