Santo Domingo,  (EFE).- El director general del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd), Alejandro Montás, afirmó hoy que el sistema Valdesia tiene la reserva del agua necesaria para garantizar el suministro a más del 30 por ciento de los residentes del Gran Santo Domingo durante 2017.

Así lo manifestó durante un recorrido que hizo por fuentes que abastecen de agua la provincia Santo Domingo, y proyectos de saneamiento, junto a los ministros de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francisco Domínguez Brito; y de Agricultura, Ángel Estévez.

“Valdesia está completamente llena, tiene garantizada su agua para el Gran Santo Domingo. Su Cota es de 150, y está en 149”, destacó Montás, al término del recorrido por la presa.

El director general de la Caasd explicó que este recorrido, que comenzó en la Presa Valdesia, responde al compromiso que había adquirido con los ministros ver el estado en el que están las instalaciones la presa de Valdesia y nuestros sistemas de acueductos en la cuencas Nizao, cuenca Haina-Manoguayabo, después de las lluvias registradas durante los últimos meses.

Con estas visitas, los funcionarios pueden orientarse en sus respectivos sectores sobre las condiciones de los sistemas de abastecimiento y, además, se promueve un trabajo mancomunado, en equipo.

El ministro de Agricultura señaló que estas reservas suponen una garantía de abastecimiento eficiente para los agricultores de una parte importante de Baní y San Cristóbal, a quienes instó a usar la tecnología para conservar y no desperdiciar el agua.

El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales señaló que gran parte del agua de la presa viene de Valle Nuevo, y que por eso es importante la conservación de las áreas protegidas.

“En esta visita estamos trabajando no sólo en la supervisión de las fuentes de agua para consumo humano, sino también en lo que los humanos estamos creando en las fuentes de agua”, dijo Domínguez Brito, que citó la Planta de tratamiento del río Ozama, que beneficiará a más 450,000 personas, y la planta de la Barquita, que ya se beneficia a más de 30,000 personas.

Según el ministro, para mediados del año que viene, más de 600 mil personas que tiraban sus vertidos en el Ozama, ya no lo harán.

Además, a más de 241 empresas se les está exigiendo que instalen plantas de tratamiento, mientras que compañías metalúrgicas y de desguace ya se han sacado de las riberas de los ríos Isabela y Ozama, lo que supone un gran salto para su protección. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí