Santo Domingo. (EFE).- El dirigente opositor Luis Abinader exigió que se explique el acuerdo suscrito entre la Procuraduría General de la República y la empresa brasileña Odebrecht sobre la compensación que recibirá el Estado por los sobornos que la compañía llevó a cabo para hacerse con contratos de obras públicas en el país.

El excandidaro presidencial por el Partido Revolcuionario Moderno (PRM) también pidió que se adopten medidas responsables para que los funcionarios del Gobierno dominicano que se prestaron a sobre evaluar obras a cambio de los cuantiosos estipendios sean identificados, sometidos a la justicia y obligados a devolver los recursos recibidos.

Abinader consideró inaceptable que las autoridades pretendan que se acepte un acuerdo del que nadie conoce los detalles ni alcances, para zanjar un fraude que entre sobornos, sobre evaluaciones y financiamiento que representan una carga de cientos y quizás miles de millones dólares que se agregarán a la enorme deuda pública que dejarán al país los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En un comunicado de prensa, el político dijo que el país no puede aceptar que se incurra en violaciones a la Ley 448-06 sobre Soborno en el Comercio y la Inversión porque, de no hacerse así, futuros gobiernos continuarán el reinado de corrupción e impunidad que ha estado viviendo el país.

La legislación establece que “todo funcionario público o persona que desempeñe funciones públicas, que solicite o acepte, directa o indirectamente, cualquier objeto de valor pecuniario como favor, promesa o ventaja, para sí mismo o para otra persona, a cambio de realizar u omitir cualquier acto pertinente al ejercicio de sus funciones públicas, en asuntos que afecten el comercio o la inversión nacional o internacional, se considerara reo de soborno y como tal será castigado”.

“De no descargarse todo el peso de la ley sobre los altos funcionarios, legisladores y empresarios corruptos, se estará dando un mal ejemplo que se multiplicará en robos, asaltos y todo tipo acciones de la delincuencia común y el crimen organizado”, puntualizó.

“El gobierno debe entender que el pueblo ya desbordó su paciencia ante los abusos de corrupción e impunidad, y debe asumir en toda su contundencia ese gran despertar que inició con la marcha del 22 de enero, que es la punta del iceberg de la gran indignación ciudadana”, subrayó el líder político. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí