Santo Domingo, (EFE).- Un grupo de más de 200 trabajadores haitianos indocumentados fue apresado hoy con fines de repatriación en el parque nacional Juan Pérez Rancier, mejor conocido como Valle Nuevo, donde el ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, se presentó con fines de hacer cumplir su disposición de detener toda actividad agrícola y ganadera en la zona.

El funcionario dijo que “no quiere” jornaleros haitianos en el lugar, al tiempo de que advirtió el término del plazo dado por su oficina, aunque productores de Valle Nuevo iniciaron hoy la siembra de papas en el lugar.

El ministerio se hizo acompañar de agentes de la Dirección General de Migración (DGM).

Domínguez Brito visitó la zona ayer y se reunió con campesinos de El Castillo, Pinar Parejo, Montellano y una parte de La Siberia, para conocer sobre sus ingresos, cuántas tareas tiene cada familia cultivada, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de ellos.

“Hay personas que se niegan a dialogar, ellos sabrán, pero nosotros mantenemos nuestra posición de paralizar toda actividad humana acá”, afirmó hoy el ministro.

El viernes pasado, el Tribunal Superior Administrativo rechazó un recurso elevado por familias adineradas que ocupan parte de Valle Nuevo, que pretendían lograr la paralización de la disposición de Medio Ambiente.

En tanto, productores de escasos recursos reiteraron este domingo que no abandonarán esos predios porque representan su único sustento y algunos afirman que ahí han estado toda su vida.

Medio Ambiente reclama la paralización de actividades en Valle Nuevo, bajo el alegato de que la zona es el origen de algunos de los principales ríos dominicanos y que de continuar su explotación, dentro de muy poco tiempo millones de ciudadanos sufrirían una irremediable escasez de agua.EFE

rsl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí