Santo Domingo, (EFE).- El expresidente de la Cámara de Diputados Alfredo Pacheco afirmó hoy que la corrupción “se mata por la cabeza”, en referencia a la investigación de los sobornos, por valor de 92 millones de dólares, que la empresa Odebrecht pagó en el país para acceder a contratos públicos a lo largo de casi 20 años.

El miembro del Partido Revolucionario Moderno (PRM) acudió esta tarde a la sede de la Procuraduría General de la República, acompañado por varios diputados de la formación, para declarar sobre este caso ante su titular, Jean Alain Rodríguez, en su calidad de presidente de la Cámara de Diputados en el periodo 2003-2006.

Antes de acceder a las instalaciones, Pacheco señaló que durante su gestión fueron aprobados tres contratos con Odebrecht para la construcción de la hidroeléctrica Pinalito, la hidroeléctrica Palomino y la extensión de la carretera de la línea noroeste.

Al dar lectura a un comunicado ante la prensa, el expresidente de la Cámara de Diputados dijo que “la corrupción es un mal parecido a una culebra que, como expresa el dicho popular, se mata por la cabeza”.

“Este caso debe llegar hasta el final y saciar la sed de justicia de un pueblo cansado de que le roben su sudor y se burlen de su bondad. Esperamos que quienes tiene la responsabilidad de actuar en consecuencia no jueguen a buscar la fiebre en la sábana. La fiebre hay que buscarla en el cuerpo”, agregó.

Asimismo, afirmó que comparece “ante el procurador en coherencia con al posición de mi organización, de que las investigaciones sobre los casos de corrupción relacionados con la empresa Odebrecht en el país sean llevados con responsabilidad y transparencia hasta hacer prevalecer la justicia”.

Esta mañana el expresidente del Senado y compañero de filas Jesús Vásquez Martínez acudió a declarar a la Procuraduría y, ante la prensa, negó cualquier relación con la empresa brasileña Odebrecht.

Afirmó que, mientras estuvo al frente de la Cámara (2003 y 2004), solo se aprobó un contrato con la compañía, correspondiente a la ejecución de la hidroeléctrica Pinalito, firmado por 131,7 millones de dólares y que fue aprobado por el Senado y, posteriormente, por la Cámara de Diputados en enero de 2004.

La compañía brasileña se comprometió a pagar 184 millones de dólares como compensación económica a la República Dominicana por los sobornos, según anunció Rodríguez el pasado viernes, aunque aún se desconoce qué uso se dará a ese dinero.

Según documentos publicados el pasado 21 de diciembre por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la compañía pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en 12 países, entre ellos República Dominicana. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí