Bávaro (R.Dominicana), (EFE).- La vicepresidenta de Panamá, Isabel de Saint Malo, considera que Latinoamérica debe debatir el escenario creado por el nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, pero no pronunciarse conjuntamente al respecto.

La también canciller de Panamá hizo esta declaración a EFE en la localidad turística dominicana de Punta Cana, donde representa a su país en la V cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)

Latinoamérica está “expectante” y “pendiente” de las decisiones que el nuevo presidente de EEUU pueda tomar en materia comercial y de seguridad, dijo Saint Malo.

“Los espacios de esta naturaleza (en referencia a la Celac) siempre son espacios oportunos para discutir sobre la realidad actual de la región, las oportunidades y los retos, y este es un momento donde hay muchas expectativas por el cambio de gobierno en los Estados Unidos”, afirmó.

La región, añadió, “no diría que está preocupada” por las medidas que pueda adoptar Trump, “sino a la expectativa, porque definitivamente la incidencia de los Estados Unidos es importante, sobre todo desde el punto de vista comercial y de seguridad”.

El nuevo presidente estadounidense se destacó durante la pasada campaña electoral por tener un discurso proteccionista y antiinmigración y prometió expulsar a millones de indocumentados de EE.UU y construir un muro en la frontera con México, lo que ha despertado gran incertidumbre en Latinoamérica.

Una de las primeras medidas adoptadas por Trump, después de tomar posesión el pasado 20 de enero, ha sido retirar a EE.UU del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), una decisión que según De Saint Malo será analizada y “estará en los debates” de esta cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que se inició hoy en Punta Cana, República Dominicana.

Sin embargo, la canciller panameña descartó que los países de la Celac, todos los de América menos EE.UU y Canadá, vayan a hacer un pronunciamiento conjunto sobre las promesas y primeras medidas de Trump.

La vicepresidenta panameña, que representa al país centroamericano ya que el presidente, Juan Carlos Varela, canceló a última hora su viaje por motivos de agenda, también destacó la importancia de fomentar la integración a pesar de que haya corrientes ideológicas distintas y de los cambios de Gobiernos que se han dado en distintos países como Argentina, Brasil o Perú.

“Tener diferencias es legitimo, que haya corrientes distintas es legítimo, pero la región tiene retos compartidos. La pregunta es cómo en medio de las distintas posiciones ideológicas (…) podemos seguir trabajando juntos”, indicó De Saint Malo.

La reunión de los jefes de Estado y de Gobierno tendrá lugar mañana, mientras que este martes se está celebrando la de los cancilleres.

A la cumbre asistirán el presidente cubano, Raúl Castro, cuya primera visita a la República Dominicana supondrá su primer viaje al exterior desde la muerte en noviembre pasado de su hermano Fidel, así como el ecuatoriano, Rafael Correa, quien participará por última vez en esta cita regional ya que su mandato termina en mayo próximo.

También han confirmado su participación los mandatarios de México, Enrique Peña Nieto; Colombia, Juan Manuel Santos; Bolivia, Evo Morales; Venezuela, Nicolás Maduro, y Nicaragua, Daniel Ortega, mientras que la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, canceló su viaje a la cumbre ante la catástrofe ocasionada por una ola de incendios forestales en su país.

Asimismo, asistirán los presidentes de Haití, Jocelerme Privert; Dominica, Charles A. Savarin; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y Guyana, David Granger. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí