Bávaro (R Dominicana), (EFE).- Las afamadas playas de blancas arenas y suaves brisas del extremo este de la República Dominicana son el escenario de la V Cumbre de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno de la Celac en la cual no participa la única mujer gobernante de la región.

Bajo la vigilancia de decenas de soldados y agentes de seguridad locales desplegados estratégicamente por el extenso complejo hotelero que la cadena española Barceló opera en Bávaro, los cancilleres de Celac debatieron hoy los puntos que este miércoles aprobarán los mandatarios al cierre de la cumbre.

En su primera visita a esta nación vecina, el presidente cubano, Raúl Castro, dispuso que su comitiva se acomode en 200 habitaciones, y en un hotel contiguo al que utilizarán sus homólogos.

A pesar del amplio operativo de seguridad que obligan cónclaves como este, los huéspedes parecen disfrutar sin contratiempo alguno el solaz de este paradisíaco lugar de las costas del mar Caribe.

“Estoy acá por segunda ocasión y la atenciones han sido estupendas; ahora traje a dos amigos que igual se sienten a gusto acá”, dijo a Efe Jorge Prats, un médico argentino de 59 años.

Razones tiene de sobra el galeno para sentirse a gusto en un ambiente de sol, arena y playa, todo incluido, del que, aseguró, volverá “lo más rápido posible”.

Rusos, brasileños, franceses y chilenos figuran entre los turistas que mayor fidelidad brindan a las instalaciones donde mañana El Salvador recibirá la presidencia temporal de la Celac que le entregarán los dominicanos.

A esta cita, en la que como es habitual se discuten temas básicos como seguridad, alimentación, integración y otros puntuales como el bloqueo de EE.UU. a Cuba, no acudirá la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien declinó la invitación para hacer frente a la situación de desastre creada por incendios forestales en su país.

Otra ausencia de última hora fue la del presidente de Panamá, Juan Carlos Valera, quien argumentó problemas de agenda interior.

Pero aquellos que no han podido o querido asistir a la cumbre de la Celac se lo han perdido, a juzgar por la opinión de un delegado de un país caribeño que pidió el anonimato “por razones obvias”.

La fuente consideró que Latinoamérica “no debe darse el lujo” de ofrecer una imagen “medalaganaria” en momentos actuales “tan difíciles”, sin entrar en más detalles.

Muy ajeno a estos temas de alta política, el ingeniero brasileño Rodrigo Saavedra, su esposa y sus tres hijos, se acomodan frente a la playa para iniciar una estadía de 10 días en Bávaro.

“Vine porque varios amigos me lo han recomendado durante años y ahora decidimos que todos conoceríamos este lugar”, dijo el carioca.

El turismo es la principal fuente de riqueza de República Dominicana, con ingresos superiores a los 6.400 millones de dólares, y un incremento de casi el 9 por ciento, según datos del Ministerio de Turismo local.

El país inauguró seis hoteles el año pasado y ahora dispone de 73.000 habitaciones, de acuerdo a esas mismas fuentes.

Aunque la cumbre de Celac concluirá mañana, con resultados tangibles o no, el ambiente distendido de las playas del este dominicano continuará ofreciendo a sus visitantes lo ideal para el deleite de los sentidos.EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here