Santo Domingo, (EFE).- El ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, anunció este lunes que el organismo ejercerá mayores controles y aplicará con “mayor drasticidad” con el proceso de expedición de las licencias para el porte y tenencia de las armas de fuego, para rastrearlas con mayor facilidad tras la comisión de algún acto reñido con la ley.

El funcionario dijo que la nueva Ley de Control de Armas, cuyos reglamentos de aplicación se espera estén listos antes de concluir el próximo febrero, establece una serie de requisitos a cumplir por los solicitantes de licencias de armas de fuego.

Explicó, en nota prensa, que aunque resulte paradójico, las estadísticas indican que la mayoría de los hechos de violencia en el país se cometen con armas con registros legales, las cuales son despojadas a sus legítimos propietarios o a miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas.

“En mi gestión, ninguna persona que no cumpla con el perfil sicológico que será adoptado y no cumpla con todos los requerimientos, no podrá tener una licencia para arma de fuego”, sentenció Amarante Baret.

Aseguró que a partir de la nueva ley de armas, las autoridades serán rígidas y estrictas en su aplicación. Informó que se trabajará en el fortalecimiento del perfil sicológico del solicitante y la prioridad no será la recaudación de recursos por este concepto.

“No se trata de emitir licencias alegremente para alcanzar un nivel determinado de recaudación”, resaltó, para señalar que Interior y Policía tiene registradas 236.000 armas, cifra que para el ministro Amarante Baret considera elevada.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí