Las joyas robadas a la estrella de la televisión estadounidense Kim Kardashian en París en octubre pasado no podrán ser encontradas, puesto que el oro fue fundido y las piedras preciosas retalladas, según la confesión de algunos detenidos revelada este miércoles.

Fuentes próximas a la investigación citadas por la cadena de televisión “BFMTV” concluyeron que el botín, valorado en 9 millones de euros -incluía el anillo de compromiso de Kardashian, de 3,5 millones- fue vendido en el mercado de joyas de Amberes, en Bélgica.

En total, 17 personas han sido detenidas por este suceso, de los que 10 fueron imputados y nueve permanecen en detención preventiva.

Entre ellos están cinco a los que los investigadores consideran los autores materiales del atraco que se produjo el pasado 3 de octubre en un apartamento de lujo del centro de París.

Registros En los registros llevados a cabo en los domicilios de los sospechosos, los agentes no han encontrado rastro de las joyas pero sí 250 mil euros en metálico, según las fuentes de “BFMTV”.

Además, el seguimiento de algunos de ellos ha permitido determinar que viajaron de forma frecuente a Amberes, conocido mercado de joyas y piedras preciosas, en los días posteriores al asalto con robo.

Jean-Yves Lienard, el abogado de Aomar A., de 60 años, considerado por los investigadores como el coordinador del golpe, reveló a la televisión que su cliente reconoció los hechos y que las joyas fueron fundidas, retalladas y vendidas, pero que no tuvieron tiempo de repartirse el botín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí