Santo Domingo,(EFE).- La Dirección Central de Asuntos Internos de la Policía recomendó la cancelación de cinco oficiales y un alistado de la institución, por estar implicados en la puesta en libertad de Bryan Félix Paulino, integrante de la banda encabezaba John Percival Matos, que fue detenido en San Cristóbal.

Así se determinó al concluir el proceso de investigación que permitió establecer que el 12 de diciembre de 2016 una patrulla compuesta por los rasos Isaac Corporán Florencio y Luís Gabriel Cleto Mañón, apresaron a un hombre identificado como Víctor Alfonso Méndez tras ser alertados por el propietario de una boutique sobre la presencia de unas personas con un perfil altamente sospechoso.

En el momento de su detención, otra persona que se encontraba en una vehículo color gris crema, y que según el detenido era John Percival Matos, se alejó velozmente.

Durante su apresamiento, al prevenido se le ocupó una motocicleta marca CG-200cc, color negro, sin placa, y ofreció la suma de 5,000 pesos a los agentes para que no lo llevaran al cuartel, oferta que fue rechazada.

Una vez en el Cuartel General de San Cristóbal, dichos rasos entregaron el detenido al oficial de turno de la uniformada, al igual que la motocicleta ocupada, y fue encerrado en la cárcel preventiva de esa dotación.

Esa misma noche, el prevenido se puso en contacto, vía telefónica, con su amigo Reivi David Corporán, alias La Culebra, quien se presentó en el cuartel ofreciendo dinero para la puesta en libertad del detenido.

Al no lograr su objetivo, regresó al día siguiente, 13 de enero, y ofreció la suma de 15,000 pesos al capitán Ricardo Andújar Jaspe, propuesta que dicho oficial aceptó, disponiendo su puesta en libertad.

Tras las investigaciones, la Dirección de Asuntos Internos recomendó al Consejo Superior Policial la cancelación de los nombramientos del capitán Ricardo Andújar Jaspe, por haber recibido 15,000 pesos y ser el principal responsable de la puesta en libertad de Víctor Alfonso Méndez, determinándose después que en realidad se trataba de Bryan Peter Félix Paulino.

El capitán Severo Lachapel también está implicado, por recibir la suma de 3,500 pesos para entregar la motocicleta ocupada en coordinación con el primer teniente Severo Javier Turbí; al segundo teniente Miguel Corporán Tiburcio porque, en su condición de oficial de día, no dio entrada en el libro de novedades al detenido ni a la motocicleta, aunque no se pudo comprobar que recibiera dinero.

Al segundo teniente Santo Martínez de los Santos, oficial del día de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) en esa provincia, por la negligencia de haberle dado salida al detenido sin haber visto físicamente si figuraba en base a los datos que tomó de un oficio de remisión, aunque tampoco se determinó que recibiera dinero.

Finalmente, el sargento Juan Carlos Jiménez, quien ejercía como sargento de guardia, porque, al igual que el teniente Tiburcio, no le dio entrada al detenido. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí