Santo Domingo,  (EFE).- El procurador general de la República, Jean Rodríguez, dispuso la ampliación de la comisión que investiga la muerte del taxista Rubén Darío Díaz Pimentel y el mecánico Tirson Pérez Mejía en Baní, el pasado 11 de diciembre, con el propósito de fortalecer y agilizar el proceso.

Según informó hoy la Procuraduría en un comunicado, el procurador adjunto Bolívar Sánchez, inspector general del Ministerio Público, tendrá a su cargo las pesquisas tendentes a identificar a los agentes policiales que participaron directamente en el operativo contra una banda criminal, durante el cual resultaron muertos ambos citados ciudadanos.

Así, Bolívar Sánchez se suma a la comisión que encabeza el procurador adjunto Juan Amado Cedando como director de Persecución del Ministerio Público, integrada además por el titular interino de la Procuraduría Regional de San Cristóbal, magistrado Paulino Zapata y el procurador fiscal titular de la provincia Peravia, Constantino Beltré.

Se recuerda que con fines de investigación y por instrucciones del procurador general Jean Rodríguez, se encuentran a disposición del Ministerio Público los agentes de la Policía Nacional que, de forma directa o indirecta, intervinieron en el operativo, así como las armas de reglamento que fueron usadas en el mismo, las cuales fueron remitidas al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), para realizar los peritajes de rigor.

La muerte del taxista Rubén Darío Díaz Pimentel y el mecánico Tirson Pérez Mejía se produjo bajo circunstancias confusas que aún se investigan, durante un enfrentamiento entre agentes policiales y una supuesta red criminal que operaba en diferentes puntos del país.

Las investigaciones del caso han avanzado de manera significativa y se espera que, a la mayor brevedad posible, el Ministerio Público presente conclusión de la misma para establecer responsabilidades. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí