Santo Domingo,  (EFE).- La Asociación de Industriales y Empresarios de Haina y del Sur (Aiehaina) interpuso un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA) para anular definitivamente una licencia ambiental que permite la construcción y operación de un relleno sanitario en Haina.

Según señaló la entidad en un comunicado, la licencia ambiental número 0296-15, emitida el 13 de julio de 2015 por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, fue otorgada con serias irregularidades legales.

Al permiso se oponen las empresas Quala Dominicana, S.A., Proquala, S.A., Laboratorios Magnachem International, S.R.L., Ferretería Maderera El Rubio, S.R.L., Font Gamundi, S.A. y demás industrias afiliadas al gremio.

Las empresas señalan que, de manejarse residuos procedentes de las provincias San Cristóbal, Santo Domingo y Peravia en la sección El Naranjal del municipio Bajos de Haina, tal y como figura en el proyecto a desarrollar por la compañía Tresa, se infringirían dos resoluciones importantes del Concejo de Regidores del Ayuntamiento.

Las resoluciones 3-89 y 4-99 emitidas por el Concejo de Regidores del Ayuntamiento de Bajos de Haina impiden la recepción de basura proveniente de otras demarcaciones; sumado al hecho de que dicha entidad municipal no ha aprobado la construcción del relleno sanitario.

“En razón de que el tratamiento y disposición final de residuos sólidos constituye un servicio público municipal, cuya competencia pertenece a los ayuntamientos”, según enuncia el documento legal.

Los recurrentes afirman que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales ignoró la naturaleza pública del servicio de tratamiento de residuos sólidos al aprobar construcción del relleno sanitario sin la anuencia del Ayuntamiento de Bajos de Haina, sobrepasando sus atribuciones y violando más de dos décadas de normativa municipal.

Según refiere el recurso interpuesto, la licencia también viola la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Norma para Gestión Ambiental de Residuos Sólidos No Peligrosos, ya que se el relleno sería construido y operado a distancias inferiores de 306.48 metros cuadrados de zona poblada, cuando la norma obliga el respeto de una distancia mínima de 1,500 metros cuadrados.

El documento también resalta que las implicaciones ambientales del relleno sanitario también afectan al arroyo Itabo por localizarse a una distancia de 69.95 metros del mismo, lo que infringe la norma ambiental vigente y se traduce en una potente amenaza al recurso acuífero del que se sustenta los asentamientos urbanos del municipio de Haina.

Aiehaina argumenta que, con la licencia, el Ministerio de Medio Ambiente también incumple las leyes 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, así como la 340-06 sobre Compras y Contrataciones en lo referente a la omisión completa del procedimiento de licitación pública y contratación para conceder este servicio a una empresa privada.

Los recurrentes consideran una amenaza inminente la recepción diaria de unas 4,600 toneladas de basura al lado del Arroyo Itabo, que “perjudicaría notablemente la operatividad y sostenibilidad de las empresas localizadas en la Zona Industrial de Haina, especialmente aquellas dedicadas a la fabricación de alimentos y medicamentos”.

También provocaría la rescisión de contratos millonarios por parte de socios internacionales de las empresas que operan en el área industrial, si se enteran de que sus compañías funcionan junto a un relleno sanitario que acoge cerca de 5,000 toneladas de basura. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí