Voz de América – Redacción,La sospecha de interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016 será objeto de dos audiencias, una en el Senado estadounidense el jueves, y otra, una sesión informativa para el presidente Barack Obama.

El presidente ordenó a la comunidad de inteligencia revisar las posibles interferencias extranjeras que datan de las elecciones de 2008 que lo llevaron a la Casa Blanca.

Un funcionario estadounidense confirmó a Voz de América que Obama oirá los resultados de la investigación el jueves y que el presidente electo, Donald Trump, recibirá la misma información el viernes.

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) han llegado a la conclusión de que el gobierno ruso estuvo detrás del hacking de 2016 y divulgó intencionalmente los documentos a través de WikiLeaks para influenciar las elecciones.

La Comisión de Servicios Armados del Senado escuchará los testimonios del director de Inteligencia Nacional, James Clapper; el director de la Agencia de Seguridad Nacional, almirante Michael Rogers; y el subsecretario de Defensa para la Inteligencia, Marcel Lettre.

El presidente de la comisión, el senador John McCain, dejo saber el miércoles que piensa que la interferencia rusa es “un acto de guerra”.

“Si se intenta destruir los fundamentos de la democracia, entonces se ha destruido una nación”, dijo McCain a periodistas en el Capitolio. “Y por cierto, hay varios gradientes de actos de guerra. No estoy diciendo que sea un ataque atómico. Sólo digo que cuando se ataca la estructura fundamental de una nación —lo cual han hecho—, entonces es un acto de guerra”.

La audiencia a puerta cerrada de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado contará adicionalmente con el funcionario de seguridad cibernética de Seguridad Nacional, Danny Toler, y los funcionarios del Departamento de Estado, Victoria Nuland y Gentry Smith.

Sanciones de Obama

Obama respondió a Rusia la semana pasada con un conjunto de sanciones dirigidas a las principales agencias de espionaje del país y la expulsión de 35 “agentes de inteligencia”.

La agencia Reuters informó el miércoles que, según varios funcionarios estadounidenses, el gobierno de Obama recibió información después de las elecciones del 8 de noviembre, que consideró es prueba concluyente de que Rusia entregó la información obtenida por los hackers del Comité Nacional Demócrata a WikiLeaks a través de un tercero. Los funcionarios dijeron que la información jugó un papel en las medidas del presidente contra Rusia.

Las dudas de Trump

Trump ha expresado repetidamente la duda de que Rusia se haya inmiscuido en la votación.

En una serie de tuits a partir del martes por la noche, Trump pareció burlarse de la CIA, el FBI y otras agencias, sugiriendo que todavía no tienen pruebas de que Rusia penetró en las computadoras del Partido Demócrata y entregó los documentos a WikiLeaks.

“El briefing de ‘inteligencia’ sobre del llamado ‘hacking ruso’ se retrasó hasta el viernes, tal vez más tiempo para construir un caso. ¡Muy extraño!”, dijo Trump.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí