Voz de América – Redacción,La policía berlinesa dijo el martes que la investigación sobre el ataque con un camión a un abarrotado mercado navideño en el corazón de la capital alemana, se trabaja bajo la presunción de que fue un ataque deliberado.

El conductor mató al menos a 12 personas e hirió a casi 50 al lanzar el camión contra la multitud. Las autoridades dijeron estar investigando un supuesto «ataque terrorista».

Numerosos medios alemanes indicaron que el sospechoso, detenido a unos dos kilómetros del lugar del siniestro, es un ciudadano paquistaní.

«Nuestros investigadores trabajan sobre la suposición de que el camión se condujo de manera deliberada hacia el mercado navideño en Breitscheidplatz», indicó la policía de Berlín en Twitter.

«Todas las medidas policiales en relación con el supuesto ataque terrorista en Breitscheidplat se están tomando con gran velocidad y el cuidado necesario», añadió el comunicado.

El suceso se produjo el lunes por la noche en el popular mercado navideño ante la iglesia Memorial del Káiser Guillermo, cuando turistas y vecinos disfrutaban de una noche prenavideña tradicional cerca de la estación del Zoo de Berlín.

La emisora pública de radio de Berlín RBB-Inforadio dijo que el hombre detenido había entrado en Alemania el 31 de diciembre de 2015. La agencia de noticias dpa, citando también fuentes de seguridad no identificadas, dijo que el hombre había llegado a Alemania como refugiado en febrero de 2016. El periódico alemán Tagesspiel dijo que el hombre era conocido de la policía por delitos menores.

La policía de Berlín declinó confirmar las noticias, derivando las preguntas a fiscales federales que anunciaron una rueda de prensa para el martes por la tarde.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo estar «conmocionada, sobresaltada y profundamente entristecida» por el ataque, y dijo que resultaría «especialmente enfermizo» si finalmente resultaba que el atacante era un solicitante de asilo que había buscado refugio en Alemania.

La policía realizó durante la noche un registro a gran escala en un amplio albergue para solicitantes de asilo habilitado en el clausurado aeropuerto Tempelhof de Berlín, según un portavoz de la oficina berlinesa para asuntos de refugiados. Cuatro hombres hacia el final de la veintena fueron interrogados pero nadie fue detenido, dijo Sascha Langenbach a Associated Press.

La Casa Blanca condenó «lo que parece haber sido un ataque terrorista», menos de un mes después de que el Departamento de Estado de Estados Unidos pidiera precaución en mercados y otros lugares públicos en toda Europa, señalando que grupos extremistas como el grupo Estado Islámico y Al Qaeda se estaban centrando «en la próxima temporada de fiestas y los actos asociados”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí