Santo Domingo, (EFE).- La Alianza Dominicana Contra la Corrupción (Adocco) calificó hoy de sospechosa la venta de terrenos del sector Los Tres Brazos, hace seis años, por 80 millones de pesos a la empresa Titulatec, compañía que ahora presiona a los residentes para que paguen grandes sumas de dinero por las parcelas.

En un comunicado, Adocco pide que se explique cómo la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde) vendió a la empresa los terrenos donde se ubicaba la desaparecida Fabrica Dominicana de Calzados (Fadoc), pudiendo haber hecho una transacción directa, por el mismo precio, con los vecinos que llevan 20 y 30 años viviendo en el sector.

Hoy la compañía, conforme a la ley de reforma de las empresas estatales, establece un precio de venta a los residentes de 2,500 pesos el metro cuadrado que, multiplicado por 910,054 metros cuadrados, supondría una ganancia de más de 2,000 millones de pesos.

Cuando se realizó la transacción hace seis años, la empresa compradora tenía el nombre Fernández Paraché y Asociados (Infepa), y tras comprar las parcelas se constituyó con su actual nombre de Titulatec.

El presidente de la organización de la sociedad civil Julio Cesar de la Rosa Tiburcio, consideró sospechoso el proceso de compraventa firmado por Leoncio Almánzar Objío, exrepresente de Corde, por lo que ha solicitado la documentación, para verificar si se cumplieron con los procedimientos legales.

Principalmente, quiere comprobar quiénes son los auténticos beneficiarios de esa adquisición, que no es exclusiva de Los Tres Brazos, ya que en otros sectores de todo el país se han producido situaciones similares.

Adocco calificó de grave el hecho de que el presidente de la Comisión de Contratos de la Cámara de Diputados, Héctor Félix, afirmara que la cesión de Los Tres Brazos a la empresa privada no fue ratificada por el Congreso nacional, tal y como establece la constitución de la República.

Esta circunstancia deja automáticamente sin valor jurídico dicha transacción, ya que «si no pasaron por el Congreso, los títulos que se hayan obtenido son irregulares, porque no se ha cumplido el debido proceso», dijo el legislador.

Según indicó, cada contrato de terrenos del Estado que sobrepase los 200 salarios mínimos (unos 1.2 millones de pesos) deben tener el visto bueno del Poder Legislativo.

La entidad saludó el anuncio del director de la Comisión Permanente de Titulación de Terrenos del Estado, José Dantés Díaz, de que iniciará una investigación sobre la venta de los terrenos realizada a la empresa Fernández Paraché y Asociados, Infepa, quien solicitará una reunión con Corde para pedir toda la información disponible.

Adocco espera «obtener a la menor brevedad posible la documentación solicitada a la Corde relacionada con la venta de los terrenos en cuestión, así como de todos los inmuebles donde se ubicaban las sedes de empresas ya desaparecidas, y de todos aquellos bienes que no fueron sometidos al rigor de las disposiciones de la ley de reforma de las empresas del Estado dominicano». EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí