Voz de América – Redacción,El secretario general de las Naciones Unidas; Ban Ki-moon, resaltó la importancia sobre el Día Mundial del Sanitario.

Tiene como objetivo sensibilizar e inspirar la acción para hacer frente a la crisis mundial del saneamiento, tema que a menudo es descuidado y envuelto en tabúes.

La observancia de este año se centra en los «baños y empleos» y el impacto del saneamiento básico -o la falta de él- en los medios de vida y en los entornos laborales.

Los inodoros juegan un papel crucial en la creación de una economía fuerte.

La falta de inodoros en el trabajo y en el hogar tiene graves consecuencias, incluyendo la mala salud que conduce al absentismo, la reducción de la concentración, el agotamiento y la disminución de la productividad.

El acceso al agua, el saneamiento y la higiene (WASH), puede hacer que las economías crezcan más rápido.

Aproximadamente $260 mil millones de dólares se pierden cada año, causados por los efectos del saneamiento pobre y del agua insegura. Cada dólar invertido en agua y saneamiento conduce a $4 dólares en retornos económicos.

Sin embargo, al menos 2.400 millones de personas en todo el mundo carecen de acceso a los baños y están luchando para mantenerse bien, mantener a sus hijos vivos y trabajar hacia un futuro mejor.

Invertir en aseos apropiados es especialmente importante para las mujeres y las niñas, para que tengan instalaciones privadas, limpias y seguras, y sean capaces de manejar la menstruación o el embarazo con seguridad.

El cumplimiento de este derecho humano básico -el derecho al agua y al saneamiento- es bueno para las personas, los negocios y la economía.

La ONU pide seguir trabajando hacia un mundo donde todos y en todas partes, tengan un saneamiento adecuado y equitativo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí