Santo Domingo, (EFE).- El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, anunció hoy que el dirigente transportista Blas Peralta será retornado «en las próximas horas» a la cárcel de La Romana desde el Centro de Corrección Haras Nacionales, adonde fue enviado el fin de semana pasado.

Peralta cumple un año de prisión preventiva bajo acusaciones de haber dado muerte al exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet el 11 de marzo pasado.

Rodríguez, en rueda de prensa, dijo que tras la evaluación de la comisión médica que vela por la salud del imputado, se determinó que este se encuentra estable y debido a ello se decidió su pronto traslado.

«Luego de una exhaustiva evaluación de la comisión médica que se conformó para tales fines, se comprobó que el cuadro de complicaciones había sido rebasado, por lo tanto estamos ordenando el retorno inmediato de Blas Peralta al recinto penitenciario de origen en La Romana, lo que se producirá en las próximas horas», expuso el responsable máximo del Ministerio Público.

Explicó que el traslado fue programado para lograr estabilidad de la salud ante la emergencia presentada por el reo, así como facilitar el traslado hoy de los miembros de la comisión médica que lo evaluaron en un recinto cerrado y no en un centro médico privado.

Advirtió que si la defensa de Perlata alega problemas de salud para distraer y dilatar el proceso, «nosotros nos encargaremos de mantener sus condiciones de salud en niveles aceptables. Lo que no vamos a permitir bajo ninguna circunstancia es que tengan fundamentos para solicitar variación de la prisión. De eso pueden estar seguros».

El procurador general Rodríguez, además, aseguró que la Fiscalía del Distrito Nacional demostrará la culpabilidad de Blas Peralta en el hecho de sangre, para lo cual se pedirá la pena máxima.

«Eso se lo garantizamos a la familia de nuestro exrector Mateo Aquino Febrillet y a toda la sociedad dominicana. Este horroroso hecho, no quedará impone», dijo el alto cargo.

El traslado de Peralta desde la cárcel de La Romana hacia Haras Nacionales, un recinto de amplia flexibilidad, causó la indignación de la familia del asesinado exrector y de varios sectores de la sociedad, que consideraron un «privilegio y una injusticia» la disposición del director de Gestión Penitenciaria, Ismael Paniagua.

Este funcionario defendió la medida en favor de Peralta, y dijo que esta se tomó ante la situación de salud del acusado, quien supuestamente sufre de diabetes y otras dolencias.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí