Auto de apertura a Juicio contra raso ejercito implicado muerte de policía

Santo Domingo, (EFE).- La jueza del séptimo Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional, Kenya Romero, emitió auto de apertura a juicio contra el raso del Ejército de República Dominicana (ERD) Nelson Roslen (alias Rubencito) y Juan Alberto Sánchez del Rosario (alias Beto) por la muerte y robo a un policía.

Ambos están imputados en la muerte del segundo teniente de la policía Lenny José Estrella Lora para robarle un celular, en el sector Villa Francisca.

De acuerdo al expediente, en fecha 31 diciembre del 2015, los imputados se asociaron, a los fines de cometer robo, en perjuicio de la víctima y su pareja Katherine Leonardo, en la calle Juana Saltitopa, esquina Caracas, cuando se dirigían hacia la parada de San Pedro Macorís.

“Los imputados interceptaron a las víctimas a bordo de una motocicleta, apuntándolos con armas de fuego, y pidieron a Estrella Lora su celular, quien inmediatamente intentó sacar su arma de reglamento para defenderse recibiendo un letal disparo en la cabeza que le produjo la muerte al instante”, manifiesta la Fiscalía.

Tras cometer el hecho de sangre, los agresores emprendieron la huida, siendo captados por las cámaras de seguridad de un establecimiento comercial.

El Ministerio Público representado en audiencia por la procuradora fiscal Marineldy Peña, ha calificado la comisión de los hechos de violación a varios artículos del párrafo II del Código Penal Dominicano.

Se recuerda que Nelson Roslen (alias Rubencito) se encuentra cumpliendo prisión preventiva consistente en un año, en la cárcel del 15 de Azua, mientras Juan Alberto Sánchez del Rosario (alias Beto), cumple la misma medida cautelar en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Monte Plata.

La lectura íntegra que los enviará a juicio de fondo está pautada para el 19 de julio del presente año. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.