Mueren dos hermanas de 9 y 7 años, y un bebé de 2 meses en distintos hechos

Santo Domingo, (EFE).- La Policía informó hoy de la muerte por ahogamiento de dos hermanas de nueve y siete años de edad en La Vega, así como del fallecimiento de un bebé de dos meses y medio, por causas desconocidas, en el Distrito Nacional.

Las niñas, identificadas como Nicol Batista Peña y Mercedita Batista, hijas de Ramona Peña Abreu, de 40 años, fueron halladas en el interior de un bebedero de animales en una finca ubicada en el paraje Los Quemados, y murieron a causa de asfixia por ahogamiento, según los diagnósticos del médico legista actuante.

De acuerdo con las declaraciones del encargado de la finca, Antonio Beato Pérez, él se encontraba supervisando el terreno, cuando en un momento vio los cadáveres de las niñas en el interior del bebedero de los animales, por lo que llamó a las autoridades.

Los agentes que acudieron al lugar realizaron las pesquisas correspondientes y continúan investigando las circunstancias en que ocurrió la tragedia.

Por otra parte, en el sector La Puya de Arroyo Hondo del Distrito Nacional, se investiga la muerte de un bebé de dos meses y 13 días de nacido, informó la institución del orden.

El pequeño Jeiden Alberto Soto Candelario, falleció por causas aún pendientes de determinar por Patología Forense, después de que bebiera leche en un biberón y se durmiera, según las declaraciones de su madre, Santa Mercedes Candelaria, de 24 años.

Según su declaración, alimentó a su hijo y éste se quedó dormido y, minutos más tarde de haberlo acostado, se percató de que el niño estaba morado, dándose la circunstancias de que en ese momento pasaba una unidad del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911, que trasladó al pequeño un centro de salud donde llegó sin vida.

También te podría interesar:   Crean un fondo de 4 millones de dólares para impulsar la Marca País

El informe preliminar indica que el niño no muestra signos de violencia, pero las autoridades continúan las investigaciones para determinar la causa de su muerte.

Los cadáveres fueron enviados hacia las oficinas regionales del Inacif en Santiago y al Instituto Nacional de Patología Forense, respectivamente, para los fines de necropsia mandatorios. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.