Clínicas advierten de consecuencias proyecto sanciona “rebotes” de pacientes

Santo Domingo, (EFE).- La Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados (Andeclip), Rafael Mena, consideró hoy como una “represión” para los médicos el proyecto de ley que tipifica como homicidio involuntario la negligencia de médicos o personal de una emergencia de hospitales o clínicas, que nieguen asistencia a un paciente en estado grave.

En una reunión con la comisión de salud de la Cámara de Diputados, el responsable de la Andeclip, Rafael Mena, rechazó que en las clínicas agrupadas en la citada asociación se practiquen los denominados rebotes médicos.

“Este es un proyecto que contribuirá a la represión de los médicos”, insistió.

Mena aseguró que las clínica brindan los primeros auxilios a los pacientes en estado de gravedad, pero que si éstos no tienen recursos para cirugías o para ser ingresados en cuidados intensivos, el Estado debe trasladarlos a un centro público.

A finales de marzo pasado, el diputado Vinicio Castillo Semán, de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), sometió a la Cámara de Diputados el proyecto que tipifica como homicidio involuntario la negligencia de médicos o personal de una emergencia de hospitales o clínicas, que nieguen asistencia a un paciente en estado grave.

En su iniciativa, el legislador precisa que serán pasibles de ser castigados con prisión de tres meses a dos años y multa equivalente a cinco salarios mínimos y hasta veinte salarios mínimos, los médicos, paramédicos y personal que estando en una emergencia de un centro médico perteneciente al Sistema Nacional de Salud de la República Dominicana, se hayan negado o rehusado a asistir a un paciente en estado de salud grave, cuando se compruebe que producto de su actuación negligente dicho paciente haya fallecido.

También te podría interesar:   Guatemala suma 21 muertes por COVID-19 y 682 nuevos contagios en 24 horas

A la vez, detalla, que el centro médico, público o privado, cuya emergencia rehúse recibir y prestar servicios médicos a un paciente en estado grave, será civilmente responsable frente al mismo y a sus familiares, en caso de que por dicha actuación el paciente falleciera o quedara con lesiones permanentes.

Castillo Semán presentó el proyecto a propósito de la muerte del excombatiente Claudio Caamaño Grullón, producto de un accidente de tráfico, y cuya familia ha denunciado negligencia médica.

De acuerdo con la denuncia, tras el accidente ocurrido el 20 de marzo, Caamaño Gurllón pasó por cuatro centros de salud sin recibir en ninguno de ellos la atención médica que precisaba, ya que no había ningún cirujano torácico en sus servicios emergencias.

Hoy, tras la reunión entre Andeclip y los diputados, Castillo Semán se preguntó en su cuenta de Twitter que si las clínicas quieren que “el rebote (de pacientes) sea permitido por la ley”.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.