Santo Domingo.- El juez Ramón Emilio Sánchez, juez de Primera Instancia del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes de Higüey, advirtió de que los menores maltratados suelen mostrar desórdenes postraumáticos y emocionales, llegando, incluso, a experimentar sentimientos de escasa autoestima, depresión y ansiedad.

Durante su intervención en el panel “Educar sin Abusar: Consecuencias legales, psicológicas y sociales del abuso infantil”, celebrado en esa ciudad, el magistrado dijo que en su vida adulta esos menores recurren al uso del alcohol u otras drogas, convirtiéndolos finalmente en adictos, “todo lo cual demuestra que los efectos que produce el maltrato infantil no cesan al pasar la niñez”.

Sánchez recordó que la Constitución Dominicana en su artículo 56 establece la protección de las personas menores de edad, señalando que la familia, la sociedad y el Estado, harán primar el interés superior del niño, niña y adolescente.

Señaló que los profesionales y funcionarios de las áreas de la salud, pedagogía, psicología, trabajo social, agentes del orden público, directores, funcionarios públicos y privados o cualquier otra persona que en el desempeño o no de sus funciones tuviere conocimiento o sospecha de una situación de abuso o de violación de los derechos de los niños están obligados a denunciarla ante las autoridades competentes.

El taller en el que participó el juez fue organizado por la Dirección de Familia, Niñez, Adolescencia y Género del Poder Judicial (Difnag), a través de su División Niñez.

También te podría interesar:   Paraguay alcanza nuevo récord de decesos con 29 muertos en un día

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.