Voz de América – Redacción,Los embarazos en las adolescentes estadounidenses, a niveles críticos durante la década de los 90, han disminuido considerablemente en la última década, pero la reducción es aun mayor entre las adolescentes hispanas.

De acuerdo una encuesta realizada por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las tazas de nacimiento de madres adolescentes hispanas cayó un 51% desde 2006, 44% entre las adolescentes afroestadounidenses y un tercio entre las adolescentes blancas.

Aún así, las tasas de embarazo entre las adolescentes hispanas y las negras son casi el doble que las de las adolescentes blancas.

Shanna Cox, co-autora del estudio de las CDC, dijo que las razones para la disminución son que menos adolescentes tienen relaciones sexuales y entre quienes las tienen, usan métodos más efectivos de control natal porque están más fácilmente disponibles.

Las tasas de embarazo entre adolescentes en Estados Unidos, que llegaron a su punto más alto en 1991, siguen siendo más altas que en otros países desarrollados.

“Estados Unidos ha hecho un progreso impresionante en la reducción tanto de los embarazos adolescentes como en las diferencias raciales y étnicas”, dice el director de los CDC, Tom Brieden, “pero la realidad es que demasiadas adolescentes estadounidenses siguen teniendo bebés”.

También te podría interesar:   Brasil sobrepasa los 4,5 millones de casos y las 136.000 muertes por COVID-19

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.