POR ASTRI YERAL B. C.

COLABORACIÓN

SANTO DOMINGO. A propósito del artículo en el que nos referimos a la decisión de la presentadora de televisión, Laura Castellanos de mostrar sus pechos mientras lacta a sus hijos, las críticas intolerables no se han hecho esperar.

La nota reconoce el derecho que tiene cada quien a hacer con su vida lo que mejor le convenga. Es lo que creemos, consecuentemente no necesariamente debe encontrar reacciones positivas, pero es lo que pensamos y nuestro derecho a evaluar a una persona de vida pública que siempre ha mostrado un perfil positivo en la comunicación.

Las posiciones se pueden debatir en el marco del respeto de la opinión ajena y eso es lo que menos hah hecho los que han escrito tratando de defender su postura, pero con un discurso agresivo que dista mucho de lo dicho por Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

Es un acto hermoso que una madre lacte a sus hijos, más en estos tiempo en los que se sigue apostando a la vida sin complicaciones. Eso lo celebraremos siempre.

Defiendan en lo que creen, pero jamás con discursos rastreros, propios de la era de la “civilización del espectáculo” como tan acertadamente ha descrito este tiempo el Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa.

Permítanme expresarme sin insultos a mi persona a quien al medio que nos concedió el espacio para abordar el tema.

 

También te podría interesar:   Los cinco premios de Lady Gaga y sus originales mascarillas protagonizan los VMA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.