Megan Fox anunció su separación con Brian Austin Green, pero meses después descubrió que estaba embarazada y ahora es él quien rompió el silenció y admitió que no estaba planeado llamar a la cigüeña.

A medios estadounidenses el actor admitió que el bebé es suyo, pero al igual que sus otros hijos, jamás fueron planeados, y sólo toma la noticia como sorpresa de que a sus 43 años siga siendo fértil.

Con este giro, personas cercanas a la pareja aseguran que Brian y Megan están trabajando para volver a estar juntos por el amor que alguna vez tuvieron y para mantener una familia unida.

Pese a las buenas noticias, el divorcio tras 5 años de matrimonio sigue en marcha que beneficiará a la ex estrella de ‘Beverly Hills, 90210’ ya que le costaría a Megan 72 millones de dólares, más de la mitad de su fortuna.

También te podría interesar:   Altice incluye acceso gratuito a Netflix en sus planes Triple Play

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.