Río de Janeiro. Sin esperanzas de que se produzca una vacuna para prevenir el zika en un futuro cercano, las autoridades concentran todos sus esfuerzos en la forma más efectiva de combatir el mal: matar el mosquito que transmite el virus.La fumigación es un método; otro es encontrar y drenar las aguas donde los insectos colocan sus huevos. Y hay más estrategias posibles, incluidos un pez que devora las larvas, insectos modificados genéticamente y hasta rayos láser.

Pero las autoridades coinciden en que la tarea no será fácil. La batalla se enfoca en el Aedes aegypti, un enemigo formidable, que transmite no solo el zika, sino otras enfermedades, como el dengue y la chikungunya. Se adapta bien a los humanos, vive mayormente en las casas y puede colocar huevos en cantidades minúsculas de agua. Los platos que se colocan debajo de las macetas con plantas son uno de sus refugios preferidos, lo mismo que neumáticos abandonados, comederos de pájaros y los pequeños pozos de agua de lluvia que se juntan en los toldos.

Estos esfuerzos pueden modificarse o acentuarse a medida que los científicos tratan de determinar si hay una conexión entre el virus y las relaciones sexuales. Autoridades de salud del condado de Dallas, en Texas, dicen que un paciente se contagió de zika tras mantener relaciones con una persona que había estado en un país donde hay un brote del virus. El zika es generalmente transmitido a través de mosquitos.

“Es muy difícil lidiar con un mosquito”, expresó Thomas Scott, profesor de entomología y epidemiología de la Universidad de California de Davis. “Son como las cucarachas del mundo de los mosquitos”.

También te podría interesar:   China registra 12 nuevos casos "importados" y 31 días sin contagios locales

El primer caso de zika en Brasil data de mediados del año pasado. El zika es un virus identificado por primera vez en Uganda en 1947 y que luego se esparció por Asia, y los investigadores no saben cómo pegó el salto. Las dos teorías más aceptadas son que fue traído por turistas durante la Copa Mundial de fútbol del 2014 o que llegó durante una competencia internacional de canotaje el mismo año. Gracias al Aedes aegypti, el virus se propagó rápidamente por Brasil y más de 20 países de la región, el Caribe y más allá todavía, haciendo que la Organización Mundial de la Salud lo declarase una emergencia internacional.

Lo que causa alarma no es la enfermedad en sí, ya que los síntomas iniciales se reducen a una fiebre moderada y una picazón, y solo una quinta parte de los infectados sienten molestias. Lo que preocupa es que las autoridades brasileñas dicen que han notado un aumento en los casos de microcefalia, que hacen que los bebés nazcan con cabezas pequeñas y puede producir una serie de trastornos cerebrales y de otros problemas. La relación entre el zika y la microcefalia, no obstante, no ha sido comprobada por ahora.

Brasil está invirtiendo dinero en la producción de una vacuna contra el zika. Pero pasarán años antes de que se produzca una y los expertos en salud afirman que por ahora, la clave es erradicar la población de mosquitos.

Wolbachia y el uso de rayos láser

Otra estrategia para combatir el dengue podría funcionar con el zika. Los científicos han estado estudiando las infecciones de las poblaciones de mosquitos con una bacteria natural llamada wolbachia, que reduce su capacidad de transmitir el dengue. Ahora quieren ver si también funciona con el virus del zika. Y también está el método conocido como la Guerra de las Galaxias. Intellectual Ventures, una empresa de Bellevue, estado norteamericano de Washington, ha inventado un aparato que puede detectar mosquitos en vuelo y atacarlos con rayos láser, en un laboratorio

También te podría interesar:   El petróleo de Texas abre con un descenso del 1,48 %, hasta los 40,50 dólares

uf

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.