Nueva York. La ciudad de Nueva York quedó hoy casi paralizada y con un toque de queda para los vehículos privados por los efectos de una de las más graves tormentas de nieve que haya conocido la ciudad en siglo y medio.

El meteoro, procedente del suroeste y que ya había causado estragos en las últimas horas en Washington y áreas cercanas, comenzó a castigar a Nueva York cerca de la medianoche última, y se espera que esté vigente por unas 24 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí