Etant Dupain
Puerto Príncipe,  (EFE).- A una semana de la segunda ronda de las elecciones presidenciales haitianas, previstas para el 24 de enero, el fantasma del aplazamiento vuelve a asomar ante la negativa del candidato opositor, Jude Celestin, de concurrir a los comicios por la supuesta parcialidad del órgano electoral.

El ambiente electoral es casi nulo en las calles de Puerto Príncipe, donde las personas desarrollan actividades normales, aparentemente, ajenas, a la crisis política que afecta el país y que aumentó tras los cuestionados resultados de la primera ronda de los comicios, celebrada el 25 de octubre pasado y que dio el primer lugar al oficialista Jovenel Moise, un político novato.

Durante los periodos electorales en Haití, el país más pobre del mundo, siempre es difícil encontrar vehículos y hoteles disponibles, debido a las constantes actividades políticas y a la presencia de observadores y periodistas, pero en esta ocasión no ha sido así.

Tampoco se ha visto la presencia de los observadores internacionales, quienes suelen llegar una semana antes del proceso.

Los haitianos están hoy más concentrados en los preparativos de la fiesta del carnaval, que se celebrará en febrero, que en los comicios, que debían celebrarse el 27 de diciembre pasado, pero la oposición haitiana presionó al presidente Michel Martelly para que no fuera así, con el argumento de que en la primera vuelta se cometió fraude a favor de Jovenel Moise y en perjuicio de Celestin.

Las dudas de la oposición sobre los resultados de esas elecciones, que se celebraron junto a las locales y a la segunda vuelta de las legislativas, obligaron a Martelly a crear una comisión independiente para evaluarlos y, tras varios días de reuniones, la misión estableció “serias” irregularidades en ese proceso.

También te podría interesar:   España registra 8.551 nuevos casos de coronavirus, el 37% de ellos en Madrid

Celestin, quien se enfrentó con Martelly en las elecciones que el gobernante ganó en 2010, teme que se comentan las mismas irregularidades el próximo domingo, por lo que advierte que no concurrirá a unos comicios organizados por el actual Consejo Electoral Provisional (CEP).

El CEP asegura, sin embargo, que Celestin sigue siendo candidato presidencial ya que no ha presentado su renuncia oficialmente, pero el dirigente opositor dijo ayer en una entrevista a una emisora local que él no forma parte del proceso electoral.

En caso de que Celestin se retire oficialmente, el CEP puede reemplazarlo por Moise Jean Charles, el candidato que se colocó en tercer lugar, de acuerdo con el decreto electoral.

Sin embargo, esta posibilidad es remota ya que Charles ha advertido de que tampoco se presentaría a los comicios debido a que, en su opinión, el CEP carece de credibilidad.

Analistas y distintos sectores políticos proponen como salida inmediata a la crisis la instalación de un Gobierno de transición a partir del 7 de febrero, cuando concluye el mandato de Martelly, impedido constitucionalmente de presentarse a un segundo periodo.

Paralela a la crisis electoral, el CEP también atraviesa por dificultades internas por la dimisión de dos de sus nueve miembros y la cancelación de otro.

No obstante, asegura estar “listo” para celebrar las elecciones y este sábado anunció la llegada desde Dubai del resto del material que se utilizará en los comicios previstos para el domingo próximo.

Asimismo, el CEP, mediante un comunicado invitó a los partidos políticos a reclamar sus fondos de financiación. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.