Nueva York,  (EFE).- El trompetista cubano Alfredo “Chocolate” Armenteros murió el miércoles en Nueva York, por complicaciones de cáncer, a la edad de 87 años, y hoy mismo fue incinerado su cadáver, dijeron a Efe fuentes próximas al artista.

El músico, nacido en la provincia cubana de Las Villas, se trasladó a La Habana a los 20 años para unirse al Septeto Habanero, dirigido por Gerardo Martínez.

Siguieron utilizando la trompeta de “Chocolate” La Sonora Matancera y la banda de Benny Moré, entre otros conjuntos, y también grabó con Bebo Valdés y Chico O’Farril.

Llegó por primera vez a Nueva York en 1957 y se quedó a vivir permanentemente en esta ciudad a partir de 1960, en Harlem.

En esta ciudad, en recintos como el teatro Apollo, llegó a acompañar a figuras como la sudafricana Miriam Makeba, Eddi y Charli Palmieri o Celia Cruz, y a finales de los años sesenta participó en una gira mundial con La Sonora Matancera.

“Chocolate” Armenteros estuvo en escenarios y estudios de grabación hasta el año pasado.

El músico sufría cáncer de próstata y murió por complicaciones de ese mal en un centro de salud de Peeksill, al norte de Nueva York.

Según las fuentes, las cenizas han quedado en poder de su hijo Alfredo, con la intención de llevarlas pronto a Cuba.

El próximo 4 de abril se le rendirá un homenaje en Nueva York, coincidiendo con la fecha en la que habría cumplido 88 años. EFE

También te podría interesar:   Billboard presenta las 50 mejores canciones latinas de la historia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.