EE.UU. (AP) — El presidente de Estados Unidos es uno de los hombres más poderosos del mundo. También el comandante en jefe de un gran ejército.
Pero a pesar de eso, a veces siente que no está a la altura. Especialmente cuando está de vacaciones en Hawaii y hace ejercicio junto a los fornidos infantes de marina en el gimnasio de los soldados.

“El único problema que tengo cuando vengo aquí es tener que hacer ejercicio con marines en el gimnasio”, comentó Obama durante su habitual visita de Navidad a los soldados de la base de marines en la bahía de Kaneohe, en Hawaii. “Porque normalmente creo que su comandante en jefe está en bastante buena forma, y entonces me veo junto a un hombre que levanta 100 libras (45 kilos) y me hace sentirme pequeño”.

Obama hace deporte en el gimnasio de la base casi todos los días cuando está de vacaciones en Hawaii. Pero ante la llegada del cambio de año, dijo a los soldados que se sentía inspirado “para trabajar más duro para poder mantener su ritmo el año que viene”.

Quizá lo logre utilizando las “cosas de deporte” que su esposa, Michelle, ha dicho que le regalaría por Navidad.

Se sabe que a Obama, que mide 1,85 metros (algo más de 6 pies), le gusta hacer deporte a diario tanto si está en la Casa Blanca, de viaje o de vacaciones. También juega al golf casi todos los fines de semana en Washington cuando el tiempo lo permite, y casi todos los días durante sus vacaciones en Martha’s Vineyard, Massachusetts, o en su Hawaii natal.

También te podría interesar:   Norwegian transportó 313.000 pasajeros en agosto, un 91 % menos, por el covid

La visita de Navidad a las tropas se ha convertido en una tradición anual para los Obama durante sus vacaciones anuales en Oahu.

El presidente dijo que es una de las cosas que más les gusta hacer porque tienen la oportunidad de “decir gracias en nombre del pueblo estadounidense”.

La visita de este año se produjo cuatro días después de que seis militares estadounidenses murieran en un atentado suicida en Afganistán. En sus primeras declaraciones públicas sobre el ataque, Obama elogió a las seis víctimas como “hombres y mujeres valientes, extraordinarios”.

“Como sabemos, es duro estar desplegado en el extranjero”, dijo el viernes. Aunque su gobierno ha repatriado algunas tropas de Irak y Afganistán, señaló, “todavía hay gente ahí fuera cada día, y sigue siendo peligroso, como vimos la semana pasada, cuando mataron a varios hombres y mujeres valientes, extraordinarios”.

“De modo que nunca damos por sentado lo que todos ustedes hacen por el pueblo estadounidense”, dijo Obama. “Ustedes nos ayudan a seguir libres. Nos ayudan a seguir fuertes. En cualquier cuerpo que estén, cualquier rama, estamos extraordinariamente agradecidos por todo lo que hacen todos los días”.

Los seis fallecidos, incluido un detective de la policía de Nueva York que servía en la Guardia Nacional, murieron el lunes en el aeródromo de Bagram en Afganistán, la base más grande de Estados Unidos en el país, cuando un atacante suicida embistió a una patrulla conjunta afgana y de la OTAN con una motocicleta llena de explosivos. Los talibanes reclamaron la autoría del ataque.

Antes de la visita vespertina, Obama abrió regalos de Navidad y cantó villancicos con su familia en la casa de vacaciones que arrendaron en la cercana Kailua, en torno a media hora por carretera desde el centro de Honolulu.

También te podría interesar:   Tailandia aumenta la seguridad en Bangkok ante manifestación contra Gobierno

Obama también pasó parte de la Nochebuena hablando por teléfono con militares estadounidenses destinados en todo el mundo, para darles las gracias a ellos y sus familias por su servicio, dijo la Casa Blanca.

Obama está en unas vacaciones de 16 días. Se espera que regrese a la Casa Blanca justo después de que comience el nuevo año.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.