RÍO de Janeiro. El virus Zika está detrás de malformaciones en al menos 134 bebés que nacieron con hidrocefalia, dijeron autoridades de salud en Brasil el martes.

El Gobierno estudia 2,175 casos más en lo que llama una emergencia sanitaria que requiere una lucha en todos los estados del país para eliminar criaderos del mosquito Aedes aegypti, que propaga el Zika, el dengue y chikungunya. De esos casos, 26 bebés murieron, pero continúan siendo evaluados.

Antes del martes, Brasil solo había hallado presencia del virus en sangre y tejidos de una bebé que nació con la cabeza pequeña y murió en el estado de Ceará. Todavía la semana pasada se habían reportado 1,761 casos, sin confirmar la relación de ninguno otro más que el de Ceará.

“Todo esto es nuevo para todo mundo”, dijo Claudio Maierovitch, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud. “Ahora tenemos 18 laboratorios capaces de hacer análisis biomolecular para identificar el virus Zika”. El Gobierno ya ha logrado descartar el Zika en 102 bebés, dos de los cuales murieron.

 

 

También te podría interesar:   Los plazos para la vacuna, la última polémica dentro del Gobierno de Trump

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.