Un día después que casi dos centenares de países aprobaron el primer acuerdo universal para librar al planeta de los combustibles fósiles y desacelerar el calentamiento global, los participantes empezaron a sopesar lo que costará llevarlo a cabo.

Según los técnicos, hará falta impedir que más de 7,000 millones de toneladas de anhídrido carbónico salten a la atmósfera para cumplir con los términos del acuerdo.

Los firmantes se comprometieron a limitar el calentamiento global a un solo grado centígrado respecto de la temperatura actual, y a la mitad, de ser posible.

Otro objetivo más impreciso es que, en algún momento en la segunda mitad del siglo, las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por los seres humanos —que incluyen metano y otros gases, como también anhídrido carbónico— no excedan la cantidad que absorbe la naturaleza.

En la práctica, eso significa que el mundo debe emitir prácticamente ningún gas contaminante para el 2070 para lograr el primer objetivo, o para el 2050 para concretar el más ambicioso, dijo John Schellnhuber, director del Instituto Potsdam para la Investigación sobre Cambio Climático en Alemania.

Según Joeri Rogelj, del Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados, en Austria, el objetivo de limitar el calentamiento en otro medio grado centígrado (0.9 F) probablemente es imposible. Quizás lo mejor a lo que se pueda aspirar es sobrepasar esas temperaturas en unas pocas décimas de grado y después, , a lo largo de décadas como mínimo, retrotraer a la temperatura objetivo.

 

También te podría interesar:   La china Huawei propone a Indotel mejorar la conectividad en el país

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.