Santo Domingo.- La Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) considera que el proyecto ganador del el concurso para restaurar y conservar las Ruinas de San Francisco, en la Ciudad Colonial de Santo Domingo (CCSD), “es cuestionable en varios aspectos”, por comprometer su integridad.

En la web de la UNPHU se reconoce que la CCSD debe “ser capaz de alojar proyectos de arquitectura contemporánea; y que la puesta en valor del conjunto monumental podría ser pertinente y necesaria si se realiza con el debido respeto y sensibilidad al contexto histórico, y cumpliendo con los procedimientos adecuados”.

Asimismo, la universidad reconoce “la calidad profesional del arquitecto Rafael Moneo” pero, el suyo, “es un proyecto muy invasivo que compromete la integridad de las ruinas, convirtiéndolas en un elemento accesorio, perdiendo protagonismo frente a la contundencia física” del diseño.

“Las ruinas se convierten en una especie de collage del nuevo proyecto”, según expertos de la Facultad de Arquitectura y Artes de la UNPHU.

Además, “el proyecto ocupa y suprime el espacio verde, de los pocos existentes en la CCSD, convirtiéndolo en una serie de patios interiores semi-privados que, en la práctica, no podrán ser disfrutados abiertamente por la comunidad”.

El diseño “compromete de manera innecesaria un sitio arqueológico que aún no se ha terminado de estudiar”, señalan en referencia al cementerio con osamentas de indígenas, franceses y haitianos que hay en el lugar.

“El proyecto no cumple con las normativas y sugerencias” de la Carta de Atenas y la Carta de Venecia, entre otras, y “no responde a las convenciones internacionales sobre patrimonio de las que somos signatarios como país, ni a las sugerencias y propuestas del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos)

Por estos motivos, “entendemos que sería conveniente que se dé luz pública al laudo del jurado que explica los criterios de selección del proyecto ganador”.

Además, la UNPHU se suma al criterio del Icomos Dominicano, que considera necesario “que se revise la propuesta de diseño y se definan unos términos de referencia de diseño de acuerdo a lo establecido por las instituciones internacionales y nacionales competentes.”

También pide “que la revisión del proyecto y la redacción, de los términos de referencia esté a cargo de una comisión presidida por el Ministerio de Cultura representado por la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental.

Dicha comisión deberá estar integrada por el Comité Dominicano del Icomos, como organización adscrita a UNESCO; por el Ministerio de Turismo; por el Ayuntamiento del Distrito Nacional; y por un representante académico cualificado.

“Estos términos de referencia deberán ser aplicados a todos los sitios y edificaciones históricas sujetas a un proceso de intervención, restauración o remodelación”, añaden.

Asimismo, solicitan que, “en adelante, las actuaciones en centros históricos en el país sean coordinadas por instituciones competentes que velen por mantener la integridad de nuestro patrimonio, por preservar su integridad física y su importancia histórica, así como por el cumplimiento de las leyes de nuestro país, y lo recomendado por las instituciones nacionales e internacionales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí