Washington DC.-EL presidente Barack Obama, ha defendido la importancia del acuerdo alcanzado entre Irán y el Grupo 5+1 sobre el programa nuclear Irán, al tiempo que ha advertido al Congreso con usar su capacidad de veto si adopta medidas que vayan en contra de ese pacto.

Obama ha destacado que el pacto impone una serie de condiciones a Irán para que reduzca su programa nuclear, paralice algunas actividades y dé pleno acceso al personal de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) para supervisar sus instalaciones civiles y militares.

En contrapartida por las concesiones de la República Islámica, la comunidad internacional acepta proceder con una “rebaja” de las sanciones contra las autoridades de Teherán y se reserva un mecanismo para “reactivarlas” en “65 días” si hay un incumplimiento del pacto.

El acuerdo, según ha subrayado Obama, se articulará por medio de una resolución de la ONU.
Obama ha remarcado que la comunidad internacional respalda este acuerdo y ha advertido al Congreso de que vetará cualquier medida que adopte que pueda ir contra el pacto anunciado hoy. Cuando revise el acuerdo, Obama ha dicho que espera que el Congreso afronte un “debate robusto” pero también que tenga en cuenta que sin este pacto no hay escenario posible.

“No hay escenario sin este acuerdo”, ha asegurado, para después advertir a los parlamentarios de que “el mundo no apoyará” los esfuerzos para “sancionar permanentemente a Irán”. Además, ha dejado claro que sin el pacto no existiría la posibilidad de realizar “inspecciones” a las instalaciones nucleares de la República Islámica.

Obama ha dicho que en sus “más de seis años como presidente” ha tenido que afrontar decisiones difíciles sobre el empleo de la fuerza o no en defensa de los intereses de seguridad nacional del país y ha recalcado que este pacto permitirá impedir que Irán tenga armas nucleares. “La ausencia del acuerdo significa más guerra en Oriente.

El mandatario ha indicado que si Irán incumple el acuerdo, la comunidad internacional tendrá la capacidad de reactivar las sanciones contra las autoridades de Teherán.

Sería irresponsable alejarse de este acuerdo”, ha subrayado, justo antes de animar al Congreso a afrontar un “debate robusto” sobre el pacto pero sin adoptar medidas en su contra.

Tras recordar que Estados Unidos negoció la reducción de sus armas con la Unión Soviética, ha indicado que ahora “no es el momento para políticas”.

“Ahora es el momento de la diplomacia y el liderazgo que ha unido a las principales potencias”, ha afirmado. Obama ha admitido que, con el pacto, “no se han resuelto todos los problemas con Irán” y ha abogado por seguir estudiando si Oriente Próximo “puede avanzar en otra dirección”. “Las diferencias son reales pero es posible cambiar”, ha explicado.

El mandatario ha remarcado que las políticas basadas en “amenazas” representan “un callejón sin salida”, por lo que ha pedido más compromisos con la comunidad internacional”. “Este acuerdo ofrece una oportunidad para avanzar en una nueva dirección”, ha asegurado. “La historia demuestra que América debe liderar no solo con poder sino con principios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí