Santo Domingo.- Los Regidores del Distrito Nacional Waldys Taveras, Consuelo Despradel y Alex Núñez, consideraron que la alteración a las Ruinas de San Francisco, tal y como figura en el proyecto que pretende realizar el Ministerio de Turismo, violenta las disposiciones de la Constitución de la República en su Art. 64.

El pasado lunes, el Ministerio de Turismo informó de que el Consorcio Moneo Arquitectos, liderado por el arquitecto español Rafael Moneo, se impuso a otras 42 firmas en el concurso para restaurar y conservar el citado conjunto monumental de la Ciudad Colonial.

Según Turismo, el diseño cumple con los preceptos establecidos en la Carta Internacional sobre la Conservación y la Restauración de Monumentos Históricos y De Conjuntos Histórico-Artísticos de la Unesco, conocido como Carta de Venecia.

Sin embargo, los ediles creen que el proyecto no se ajusta a “la obligación de conservar el patrimonio histórico de la nación” establecida en el texto constitucional, por lo que han solicitado del concejo de regidores que declare el diseño no conforme a las leyes municipales y de planificación urbana.

Además, exhortan al concejo a recurrir a las acciones judiciales necesarias para suspender dicho proyecto, informaron los regidores a través de un comunicado.

Su propuesta será conocida en la sesión ordinaria del próximo viernes, y en ella solicitan a sus colegas aprobar una serie de disposiciones.

En primer lugar, “demandar del Ministerio de Turismo el respeto de las competencias en lo relativo a la responsabilidades sobre el uso de suelo y del otorgamiento de permisos para construcción, reconstrucción o alteración de edificaciones establece la Constitución en su Art. 199 y la Ley 6232/ 63 de Planeamiento Urbano en el Distrito Nacional”.

Asimismo, “ordenar al alcalde, Roberto Salcedo, que disponga la suspensión de cualquier actividad o intervención anunciada por el Ministerio de Turismo en las Ruinas de San Francisco, por carecer de las ponderaciones e información a los ciudadanos y del otorgamiento de los permisos municipales”.

También plantean que “el Ayuntamiento del Distrito Nacional proceda a presentar un recurso de amparo preventivo para paralizar los preparativos de modificación del monumento histórico”.

Para la aprobación de sus pretensiones, los regidores proponentes necesitan el apoyo de por lo menos 10 regidores del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y sus aliados, lo que consideran factible “en vista del rechazo que ha generado el proyecto de instituciones profesionales de la arquitectura, así como de organizaciones destinadas a la conservación del patrimonio”.

Por último, los regidores manifestaron su apoyo a “las acciones ciudadanas que tienen como fin detener la alteración de patrimonio nacional y llaman a los ciudadanos a no ceder en sus metas de respeto a la institucionalidad y a la memoria histórica de su territorio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí