Santo Domingo,  (EFE).- El portavoz del Gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, volvió en menos de dos horas a rechazar las críticas vertidas al plan de regularización de extranjeros que emitiera Human Rights Watch (HRW), y consideró que lo dicho por su representante era lo más parecido a lo que el dominicano define como un “arroz con mango”.

El director general de Comunicación de la Presidencia refirió que la República Dominicana continuará con su política migratoria y que no se cansará de informar al mundo la forma en la que lo está haciendo, que definió de “valiente y humana”.

Rodríguez Marchena criticó que HRW confundiera, a propósito o por desconocimiento, el contenido del Plan de Regularización de Extranjeros y de la Ley Especial de Naturalización (169-14), además de que falta a la verdad cuando dice que desde el país se ha iniciado una “cacería” contra los indocumentados haitianos.

En rueda de prensa desde el Palacio Nacional, el funcionario dijo que el Gobierno dominicano ha hecho con los haitianos en condición irregular lo que no ha hecho su propio país: dotarles de documentación.

“Tenemos que estar confiados, no podemos cansarnos de decirle al mundo cuál es la verdad; pero deben saber los extranjeros que pueden emitir sus opiniones en franca libertad, pero que si hablan contra el país le vamos a responder; sepan que le vamos a responder si dicen mentiras contra nuestro pueblo”, dijo Rodríguez Marchena en alusión a lo expresado hoy en conferencia de prensa por el director para América de HRW, José Miguel Vivanco, quien advirtió de que hay miles de haitianos en riesgo de ser repatriados y presentó un informe.

En ese sentido, dijo que todo el que quiera venir al país a indagar sobre el proceso migratorio lo puede hacer, que las autoridades ni el pueblo dominicano tienen nada que esconder, además de que el Gobierno está convencido de que si todo el mundo conociera la verdad de lo que sucede, le daría la razón a la República Dominicana.

Recordó que la Dirección General de comunicación (Dicom), que dirige, ha estado difundiendo historia de ciudadanos haitianos que se han acogido al Plan de Regularización y que expresan libremente lo bien que se sienten en el país, donde no son discriminados ni perseguidos.

Rodríguez Marchena echó por tierra la afirmación de HRW, de que los haitianos son deportados masivamente del país, al recordar que no ha habido una sola deportación desde que el Plan de Regularización iniciara hace ya 18 meses.

Además, hizo una detallada explicación del contenido del Plan de Regularización y de la Ley de Naturalización, su diferenciación y su manera de aplicación.

“Esta gente (HRW) no distingue entre una cosa y la otra, es lo que en buena dominicano se conoce como un arroz con mango”, expuso el director de Comunicación del Gobierno dominicano.

También habló de la forma civilizada en que se comportaron los haitianos que acudieron a los centros de regularización, y dijo que más de 25.000 de ellos han regresado de manera voluntaria a Haití, tras no acogerse al proceso.

“Es importar recordar que el Gobierno dominicano está invirtiendo 2.000 millones de pesos en todo esto, otorgando facilidades nunca antes vista en ningún proceso de regularización migratorio”, afirmó el portavoz del presidente Danilo Medina.

En ese orden, precisó que 288.866 ciudadanos se acogieron al Plan de Regularización, lo que presenta un 70 % de la totalidad de los que podían hacerlo, según los datos suministrados por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Ningún país del mundo en tan poco tiempo, ha logrado regularizar al 70 por ciento de sus extranjeros sin papeles”, dijo Rodríguez Marchena.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí