Guatemala.- El volcán de Fuego, situado 50 kilómetros al suroeste de la capital, reanudó su actividad eruptiva con explosiones, temblores y lanzando ceniza sobre comunidades cercanas.

La actividad de debe a la obstrucción del cráter y también a la liberación de energía que presenta el volcán.

Las autoridades se mantienen en alerta ante cualquier eventualidad, tras indicar que partículas de ceniza caen en varias comunidades sin que por el momento implique peligro o evacuaciones.

No ha sido necesario realizar ningún tipo de evacuación, pero se ha hecho un llamado a las personas que habitan en comunidades aledañas estar atentas a cualquier información que las autoridades proporcionen sobre el desarrollo de la actividad volcánica.

El Instituto de Vulcanología informó sobre un incremento de la actividad eruptiva del coloso de 3.763 metros de altitud ubicado entre los departamentos de Chimaltenango.

El Instituto indica que se observan varias explosiones por hora acompañadas de ceniza a una altura de 4.500 metros sobre el nivel del mar.

La actividad eruptiva genera ondas de choque que hacen vibrar techos y ventanas en las viviendas cercanas hasta un radio de 76 kilómetros del centro del volcán, lanzando ceniza fina sobre las aldeas Panimache, Morelia y Santa Sofía.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí