Santo Domingo- El Canciller, Andrés Navarro, abogó por cambios estructurales en la Organización de Estados Americanos (OEA) que impriman mayor eficacia al organismo hemisférico, con estricto apego al respeto soberano de los países que lo componen, igualdad de la integridad, libre determinación e independencia, así como la protección y promoción de los derechos humanos.

En discurso que pronunció ante el plenario de la Sesión Ordinaria de la organización hemisférica, Navarro dijo que RD desea trabajar por la defensa de un sistema interamericano comprometido con el multilateralismo y los principios y fundamentos establecidos en la carta del organismo.

“Este compromiso con el multilateralismo al que hacemos referencia es el que nos lleva a ambicionar un nuevo y renovado organismo que represente el inicio de un moderno ciclo en las relaciones interamericanas. Y qué bueno que se haya escogido el tema del presente y futuro de la Organización de Estados Americanos”.

En su ponencia, Navarro refirió que la asamblea representa una oportunidad única para la construcción de una nueva agenda hemisférica de cara al siglo XXI, con una determinación clara y definida del papel que los Estados quieren que la organización desempeñe”.

Manifestó que el hemisferio requiere en este tiempo de un organismo con fortaleza en los mecanismos de diálogo político y cooperación integral, que permita avanzar hacia la construcción de sociedades más inclusivas, la erradicación de la pobreza extrema, el pleno ejercicio de los derechos sociales, civiles, políticos y económicos de las Américas, a la par con un mayor desarrollo de la democracia en el continente.

Dijo que los cambios alcanzados por el continente, no sólo con una tendencia de crecimiento económico sostenido, sino igualmente marcado por el advenimiento de importantes avances tecnológicos, además de un gran desarrollo en las tecnologías de la comunicación e información, lo que ha representado un nuevo paradigma reflejado en el seno de la OEA.

Consideró que ante esa realidad descrita, se hace necesario una readaptación y orientación en el funcionamiento de los órganos políticos fundamentales de la OEA, acompañada de un replanteamiento del papel de la Secretaría General con respecto al Consejo Permanente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí