María López Fontanals
Rotterdam (Holanda),  (EFE).- Estrella Morente confiesa haber vuelto a sus principios con “Julia”, un espectáculo que se estrena en Holanda, creación del director de orquesta español Josep Vicent y del primer director artístico del Circo del Sol, Guy Caron.

Morente (Las Gabias, Granada 1980) interpreta a la Julia principal de la obra y para ella es “el regalo de mi vida”, dijo a Efe durante una entrevista junto al director Josep Vicent.

Ambos tienen un vínculo con Holanda, la granadina a través de su padre quien estuvo viviendo en este país junto a su amigo y guitarrista flamenco holandés, el payo Humberto (Huib Wilkes), Vicent porque aquí ha vivido de manera intermitente desde los 19 años.

José Morente le contaba “la huella que Holanda le había dejado”, explica Estrella, que además tiene un “recuerdo intacto” de las veces que su padre le cantaba la bambera “Entre sábanas de Holanda”.

El músico español se considera “hijo adoptivo de Holanda” porque “casi todo lo que aprendí seriamente de música, lo aprendí aquí”, al tiempo que reconoce que conserva “la parte pasional española”.

“Julia”, que se estrena en Rotterdam este fin de semana y espera recibir alrededor de 8.000 espectadores por día, “es una metáfora de la búsqueda del amor personificada en una mujer”, explica el director alteano de 44 años.

Es un personaje que para Estrella Morente “va directo al corazón, a las entrañas, y para mí interpretar este papel es un sueño” ya que Julia “es dulce, coqueta, valiente, incluso temeraria, misteriosa”.

El germen de este espectáculo surgió hace dos años en Mallorca, cuando Vicent era director de la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares y entonces inicio conversaciones con Guy Caron sobre la idea de crear una obra que expresara “en su máxima intensidad la emoción de la música”.

Es entonces cuando les visita el director de innovación de la Orquesta Filarmónica de Rotterdam, Mike Schäperclaus, y les invita a que el proyecto sea pensado para la orquesta holandesa.

“Julia” es la historia de “un ser humano en busca del amor, de cómo encontrar un amor con el que sentirse realmente seguro o segura, y con el que sientes que puedes sobrevivir al paso del tiempo”, explicó a Efe Vicent.

Durante la función “la Orquesta hace un recorrido por músicas que representan esa búsqueda y aparecen amores que son espirituales, amores más difíciles, a primera vista, amores imposibles”, agregó.

Más de 400 artistas participan en una obra, en la que además de los músicos, hay un equipo internacional de jóvenes talentos como bailarines y acróbatas de la escuela “Codarts” de Rotterdam, coreógrafos como Timor Steffens o técnicos como Paul Power, y en la que “no hay ningún límite a priori”, explica Vicent.

“Si Julia es algo, es un concierto de la Orquesta sinfónica de Rotterdam con toda una serie de elementos que nacen desde la música y que ilustran de una manera exhaustiva la idea de todas esas emociones que vamos viviendo con la música”, aclara el músico español.

Por eso en ella “se van entrelazando momentos circenses, otros de danza contemporánea. Hay coreografía que se acerca a la música del hip hop, momentos con músicas de Mosolov absolutamente industriales, otras de Shostakovich donde hay una parte muy teatral… Interpretamos a Manuel de Falla, a Sergei Prokofiev, hay momentos de danza en el aire, magia, pirotecnia, luz”, añadió.

Una mezcla de estilos de músicas y disciplinas que para Vicent se basa en “un concepto muy wagneriano de la música que parte de la idea de unir todas las disciplinas y los avances técnicos disponibles del momento para contar una historia”.

Estrella Morente definió este espectáculo como “un sorpresón” porque aunque Vicent le explicó el concepto y la idea, la artista dijo a Efe que no se podía imaginar que iba a “vivir este ambiente de creación”.

“A mí no me sale otra cosa que dar las gracias”, señaló la artista, que considera que en el mundo del espectáculo “no se está haciendo nada superior” ya que “más allá de la puesta en escena y de las nuevas tecnologías, se crean hacia el futuro con las bases de los clásicos y el respeto a creadores como Piazzolla o Falla”.

“No había hecho nada parecido y dudo que pueda hacer algo tan emocionante como esto, por ahora”, agregó la cantaora flamenca, que señaló que a día de hoy “va a ser muy difícil que algo nos sorprenda más que ‘Julia'”, un espectáculo que muestra que “hay algo que está por encima de todo esto y es la reivindicación de la libertad”. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí