Santo Domingo,  (EFE).- El exgeneral de la Policía Juan Antonio Horton Rodríguez fue condenado a tres meses de prisión preventiva por acusaciones de explotación sexual y abuso físico, sexual y sicológico contra 13 niñas y adolescentes, según dio a conocer hoy la Fiscalía del Distrito Nacional, que motivó la sentencia del juez Honorio Antonio Susaña de la Unidad de Atención Permanente.

La investigación fue realizada por la Procuraduría Especializada de Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas conjuntamente con el Departamento de Persecución de Trata y Tráfico de Personas de la Fiscalía del Distrito, quienes al recibir la información a través del Consejo Nacional de la Niñez (Conani) iniciaron las indagatorias de lugar.

“El Ministerio Público realizó un allanamiento a la casa del imputado y le encontró acompañado de dos adolescentes (J.L. y A.S.P., ambas de 16 años), una niña de 12 años, y las víctimas N. C. y Y.C., estas dos últimas hermanas, la primera acompañada de su bebé de cuatro meses y la otra de su sobrino de 1 año”, explicó la procuradora fiscal investigadora Alba Esther Corona Valerio.

En el referido allanamiento se ocupó un maletín de color marrón, un arma tipo pistola marca Remington Rand y 7 cápsulas calibre 45. La vivienda estaba en condiciones de higiene deplorables con objetos acumulados, basura, comestibles, cosméticos, medicamentos, comida enlatada, bicicletas viejas y ropas en grandes cantidades.

El imputado, de acuerdo a la acusación, captaba a las víctimas en Sabana de la Mar, Hato Mayor, haciéndose pasar por médico pediatra y aprovechándose de la vulnerabilidad, les ofrecía dinero, comida, medicamentos, ropas y celulares a cambio de que sostuvieran relaciones sexuales con él.

“Las transportaba en su vehículo tipo camioneta marca Toyota, color gris, placa No.L168508, año 1990, o las hacía tomar un transporte público hasta la ciudad de Santo Domingo, donde las recogía en la parada del autobús y las llevaba a su vivienda para posteriormente abusar de ellas”, narra la Fiscalía en la instancia.

Las víctimas coinciden al manifestar que el imputado, quien deberá cumplir la medida impuesta en la cárcel La Victoria, las agredía físicamente cuando estas no querían dejarse tocar o sostener relaciones sexuales, propinándole golpes con el puño. Del mismo modo indican que las amenazaba constantemente con golpearlas cuando no querían complacerlo.

El Ministerio Público le otorgó al hecho la calificación jurídica de violación a las disposiciones de los artículos 410, 396 literales A, B y C de la Ley 136-03, explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes y abuso físico, sexual y psicológico.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí