Santo Domingo, (EFE).- Un grupo de 218 asambleístas, quienes conforman la Asamblea Nacional Revisora, discute en estos momentos la ley que ordena la necesidad de reunir esa instancia para modificar la Constitución de la República y reintroducir la reelección presidencial consecutiva.
La totalidad de los 32 senadores miembros de ese cuerpo y 186 de la matrícula de 190 miembros de la Cámara de Diputados, conformaron el quórum con el que la presidenta de la Asamblea, Cristina Lizardo, abrió las discusiones previo a una salva de 21 cañonazos disparados por un batallón de las Fuerzas Armadas frente al Congreso Nacional.

Lizardo inició su intervención anunciando la conformación de dos comisiones que se encargarían del trabajo relativo a los textos aprobados: una de estilo y otra de verificación y auditoría.

Pero tras nombrar a los miembros de dichas comisiones, las disputadas Evangelina Sosa, de la comisión de estilo, y Altagracia Herrera, de la de verificación, renunciaron a esas responsabilidades. Ambas legisladoras pertenecen al Partido Revolucionario Moderno (PRM) que se opone a la reforma constitucional.

Luego, se leyó el artículo 124 de la Constitución que prohíbe la reelección, y la modificación que plantea la ley de reforma, que permitiría al presidente de la República poder optar por un nuevo período consecutivo, además de un artículo transitorio en el que se consigna que el jefe de Estado actual (Danilo Medina), de postularse a las elecciones venidera, no podrá volver hacerlo jamás en ningún período en lo adelante.

El senado Reinaldo Pared Pérez propuso que se votara a favor de la modificación, al igual que lo hizo el diputado Ramón Rogelio Genao, pero quien solicitó que la Asamblea aprobara un artículo transitorio que impidiera modificar la Constitución durante los próximos 50 años en lo relativo a la elección presidencial.

El diputado Juan Hubieres pidió que la reforma se realice a través de una Asamblea Constituyente, pero su homólogo Radhamés Ramos previamente había tomado un turno para solicitar la aprobación de la reelección y fundamentó su solicitud en la alta valoración que otorgan las encuestas al presidente Medina.

Sin embargo, el experimentado político y diputado del PRM, Hugo Tolentino Dipp, condenó la reelección y recordó que siendo miembro del PRD combatió la reforma constitucional que impulsó el expresidente Hipólito Mejía para, precisamente, restablecerla en 2002.

Pero fue la diputada Minou Tavárez Mirabal la que arremetió con mayor dureza contra la reforma al calificar la reunión de los asambleístas como una “falsa” y la Asamblea Nacional Revisora como un “acto inconsulto” y una “nefasta aventura”.

Afirmó que muchos asambleístas sucumbieron ante el “soborno” y el “chantaje” para dar su apoyo a la modificación de la Constitución.

Sus acusaciones causaron la reacción del vicepresidente de la Asamblea y presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, quien invitó a Tavárez a fundamentar con pruebas sus denuncias por la comisión de disciplina de ese hemiciclo, porque de lo contrario sus acusaciones caerían en la “irresponsabilidad”.

Los argumentos de senadores y diputados convertidos en asambleístas tocaron ámbitos políticos internacionales con la mención de Podemos, el PSOE y el PP de España, así como de los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Bolivia, Evo Morales.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí