Santo Domingo,  (EFE).- Los senadores oficialistas Reinaldo Pared Pérez y Charlie Mariotti anunciaron hoy que solicitarán por ante la presidencia del Senado la interpelación del director general de Aduanas, Fernando Fernández, para que pruebe en el hemiciclo las acusaciones que vertiera contra ellos públicamente, en el sentido de que estos supuestamente habrían “vendido” como un paquete la ley que regula el sector aduanero.

Los legisladores también enviarán una comunicación a la presidenta del Senado, Cristina Lizardo, donde renuncian a su inmunidad parlamentaria para enfrentar este caso, además de que solicitarán a Fernández de que se retracte de sus afirmaciones, porque de lo contrario tomarán acciones legales contra él.

Pared Pérez y Mariotti revelaron, además, en rueda de prensa, que el martes próximo acudirán junto a sus abogados por ante el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, para intimar al funcionario.

Los senadores Pared Pérez, por el Distrito Nacional, y Mariotti, por Monte Plata, negaron rotundamente que se hayan prestado para favorecer con la ley aduanera a las empresas que transportan mercancías compradas por Internet (couriers), como afirma recientemente el director de Aduanas.

De acuerdo a lo dicho por Fernando Fernández, el proyecto de modificación de la Ley General de Aduanas surgió como una promesa que realizó el senador Reinaldo Pared Pérez para favorecer a las empresas ‘courier’ y que “en los hechos esa ley se ofreció, se vendió y se compró”.

“El proyecto es de Reinaldo Pared y del senador Charlie Mariotti, su jefe de campaña. Ahí metieron dos leyes más. Metieron también la de competitividad. Fue un paquete que vendieron”, aseguró el funcionario en una entrevista.

Antes de esa oportunidad, Fernández había manifestado que “la nueva ley busca mutilar el marco legal de la aduana dominicana, afectando su autonomía, asfixiarla económicamente y meter ahí exenciones fiscales a favor de algunos sectores, como los ‘couriers'”.

Dijo que su postura frente a la aprobación del mencionado proyecto, es en la defensa del interés nacional porque “ningún Estado moderno funciona sin aduanas, y el marco legal de la DGA ha defendido muy bien el interés de la nación, y tenemos como ejemplo el caso de la Barrick Gold”.

Las declaraciones del funcionario han encontrado el rechazo del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), así como del gubernamental Consejo Nacional de la Competitividad (CNC).

La entidad calificó como “inaceptables” las declaraciones de Fernández, mientras que el director del CNC, Andrés Van Der Horst Álvarez, consideró como “una grave ligereza del director de Aduanas señalar que el proyecto de modificación de la Ley General de Aduanas se ‘vendió’ en el Senado para favorecer a las empresas de ‘courier'”.

Explicó que, muy por el contrario, el proyecto de modificación de la Ley General de Aduanas fue el resultado de un amplio consenso entre diversos sectores nacionales, luego de un largo proceso de consultas y discusiones en las que estuvieron presentes el sector público y el privado.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí