Kingston-Jamaica.- El presidente Barack Obama, visitó el Museo del rey del reggae, Bob Marley, donde este jueves tiene previsto reunirse con líderes de la Comunidad del Caribe (Caricom).

Junto a algunos de sus colaboradores y casi a las nueve de la noche, el mandatario realizó un visita al citado museo del mítico cantante, del que aseguró tener todos los discos.

Natasha Clark, guía del museo, mostró a Obama los objetos más destacados sobre la vida de quien hace dos meses hubiera cumplido 70 años y que hoy en día sigue siendo la figura más emblemática de Jamaica, icono de la protesta social y máximo exponente indiscutible del reggae y el movimiento rastafari.

Nacido en 1945 en la humilde localidad de Nine Mile, el cantante jamaiquino nutrió sus dotes musicales durante su adolescencia en Trench Town, un suburbio de Kingston donde conoció a los miembros de The Wailers. En sus viajes a EE.UU. en los 70 vivió la segregación racial, lo que inspiró la temática de muchas de sus canciones.

El 11 de mayo de 1981, convertido ya en la voz del pueblo jamaicano ante el mundo y en un luchador por la paz y la igualdad, falleció a los 36 años por un cáncer.

La visita de Obama al museo habilitado en su memoria tuvo lugar poco más de una hora después de su llegada a la isla caribeña, que desde su independencia en 1962 tan sólo ha sido visitada por otro presidente estadounidense en activo: Ronald Reagan.

El presidente  acompañado por su secretario de Energía, Ernest Moniz, fue recibido en el aeropuerto por la primera ministra jamaicana, Portia Simpson Miller, el embajador estadounidense en Jamaica, Luis Moreno, y el presidente de la Caricom y primer ministro de Bahamas, Perry Christie, entre otras autoridades.

Está previsto que Obama se reúna el jueves con Simpson Miller y con otros líderes de Caricom.

El principal asesor de Obama explicó esta semana en una conferencia telefónica con periodistas que el presidente quiere transmitir a la primera ministra el “fuerte apoyo” de EE.UU. a su trabajo para lidiar con la crisis de deuda en la isla.

Según Zúñiga, EE.UU. quiere un futuro energético para Caricom “más diverso, limpio y sostenible”, por lo que busca cooperar y ayudar en este ámbito a la región, muy dependiente de la iniciativa venezolana de petróleo subsidiado, conocida como Petrocaribe.

La mayoría de los países del Caricom se benefician de Petrocaribe, lanzado en 2005 por el entonces presidente venezolano, el fallecido Hugo Chávez, para exportar petróleo barato a esa región a cambio de efectivo, bienes y servicios.

Obama partirá de Jamaica el jueves por la noche hacia Panamá, donde participará el viernes y sábado en la VII Cumbre de las Américas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí